Conectate con nosotros

Efemérides

Efemérides del 3 de mayo

Para algunos, un recuerdo, para otros será conocer nuestra historia… Colaboración: Hernán Paglieri – Peña Daniel Bertoni – San Andrés de Giles

1942 – Muy mal comienzo de Independiente en el Campeonato de Primera División. Había debutado empatando en 0 con Gimnasia y Esgrima La Plata, y luego fue derrotado por 3 a 0 frente a Newell’s y por 4 a 2 con San Lorenzo.

Así llegamos a un día como hoy, cuando por la fecha 4 el Rojo visita a Racing para un nuevo clásico de Avellaneda, y le gana por 2 a 1 con goles de Vicente De la Mata 38 minutos y Reinaldo Mourín a los 79, mientras que para el local anotó Juan Marvezzi el empate parcial a los 43. El equipo ese día fue: Thadeu; Sanguinetti y Coletta; Sastre, Leguizamón y Celestino Martínez; Maril, De la Mata, Coll, Di Leo y Mourín, con Guillermo Ronzoni como D.T.

En la segunda ronda del torneo se empataría en 0 con los vecinos, pero de todas maneras se trató de un año con muy pobre producción del equipo, terminando en el noveno puesto de la tabla, la peor posición desde el inicio del profesionalismo en 1931. Ya quedaba poco del extraordinario y legendario nivel de juego mostrado entre 1937 y 1940, con un notorio declive en 1941, y para esta temporada no se hicieron refuerzos como para cambiar el panorama. Encima de eso, Arsenio Erico dejaba el club luego de 8 temporadas consecutivas. El más grande goleador de la historia nacional jugó las primeras tres fechas, y al no llegar a un acuerdo con los dirigentes por su salario decidió volverse a Paraguay para vestir la camiseta de su querido Nacional, y sería campeón de esa temporada 1942.

Para seguir desarmando el plantel, hay que decir que ese año 1942 sería el último de una gloria como Antonio Sastre, que venía jugando ininterrumpidamente desde 1931. Así las cosas, el equipo no lograría ser protagonista durante años, alcanzando solamente el tercer puesto en 1945 y en 1947, hasta llegar al título de 1948 que fue lo único que se ganó en la década.

El último equipo del gran ANTONIO SASTRE.

Tanto desarme del ataque se puede traducir en números, y observen: el equipo pasó de convertir más de 100 goles en 1937, 1938 y 1939, para pasar a 89 anotaciones en 1940, 67 en 1941, y la de 1942 terminó con convirtió 45 tantos en 30 fechas. Vicente “Capote” De la Mata fue el goleador del plantel con apenas 8 goles.

1964 – Por la fecha 2 del Campeonato de Primera División 1964, Independiente que era el campeón vigente del país, visita a Rosario Central y empata 0 a 0. En dicho encuentro, al cuarto de hora de iniciado, se produce un golpe entre Alejo Medina y Rubén Marino Navarro, saliendo “Hacha Bravafracturado en la jugada.

El dolor de Hacha Brava, el dolor del hincha…

Para entender de qué tipo de jugador se trataba, hay que decir que salió del campo en camilla, y en el trayecto antes de ir a los vestuarios, se sentó y saludó al público con los brazos en alto, evitando hacer muestras de dolor y hasta mostrando una sonrisa.

Una pérdida de enorme importancia para el plantel, porque era el líder y capitán del equipo que venía de ser campeón en 1963, además de que en ese entonces era el 2 titular de la Selección Nacional. Por otra parte, Independiente estaba a menos de un mes de iniciar su participación en la Copa de Campeones de América (hoy Copa Libertadores), por lo cual la grave lesión del emblema sería una baja para la competencia, aunque de todas formas el Rojo se coronaría campeón y Rubén tendría su revancha en la copa de 1965.

En ese aspecto, de cara al inicio de la competencia continental, el DT Manuel Giúdice empezó a reacomodar la defensa de forma inmediata. A la fecha siguiente, en el clásico frente a Racing que ganaría el Rojo, fue delineando la defensa que sirvió de base para el futuro campeón. Roberto “Pipo” Ferreiro y Tomás “El Negro” Rolan los laterales, de central izquierdo al nuevo capitán, Jorge “Chivita” Maldonado, el defensor que inmortalizaría el saludo de los brazos en alto. Y finalmente, en lugar de Rubén Navarro, quien ocupó su lugar en la zaga fue Juan Carlos Guzmán. “La Garza” era un flamante refuerzo llegado de Chacarita.

Fué empate, pero con una pérdida irreparable…

Aquel partido contra Racing en la tercera fecha fue su debut con la camiseta, y sabía que lo sería desde el día de la fractura de Navarro, porque en el viaje de regreso desde Rosario, Giúdice se le acercó y le dijo: “ahora va a jugar usted”. El enorme “Colorado” Giúdice, lejos de preocuparse por la gran pérdida para el equipo que fue la fractura de Navarro, inmediatamente reacomodó sus fichas, organizó la táctica, y en poco tiempo llevó al club a dar el primer paso para lograr el reinado de América.

ColaboraciónHernán Gustavo Paglieri – Vicepresidente Peña Roja Daniel BertoniSan Andrés de Giles

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Destacadas

PROGRAMA 2206 de Correo Independiente

Radio Roja 195.7

asd

More in Efemérides

WhatsApp chat