Conectate con nosotros

Efemérides

Efemérides del 20 de Octubre

No se puede amar lo que no se conoce… estas efemérides son parte de nuestra inmensa y brillante historia…

1937Nacimiento en Palermo, Ciudad de Buenos Aires, de Mario Rodríguez Varela, “Mariulo”, delantero que jugó para el club desde 1963 a 1965 un total de 82 encuentros con 40 goles, siendo campeón del Campeonato Argentino 1963 y de las Copas Libertadores de 1964 y 1965.

Mario había surgido y deslumbrado a todos en Chacarita desde 1957, logrando el ascenso a Primera División con dicho club para la temporada de 1960. Se desempeñaba como delantero por el lado izquierdo del ataque y haciendo dupla con Raúl Savoy. Ese dúo era pretendido por todos, pero fue Independiente quien puso una gran suma de dinero para llevarse a ambos en 1963. Dicha operación se realizó entregando los pases de Néstor Rambert y Edgardo D’Ascenzo, más una suma cercana a los 25 millones de pesos de la época, ganándole así a las pretensiones de compra por parte de Boca, Racing, San Lorenzo y Huracán.

En Chacarita había debutado marcando un doblete a Nueva Chicago, y en el Rojo lo hizo de la misma forma, con un doblete a Central (el 5 de mayo, y tuvo efeméride), en el campeonato de 1963 que quedaría en Avellaneda, siendo “Mariulo” el goleador del equipo en ese año de su llegada. Convirtió 16 tantos, con dobletes a Atlanta, Gimnasia y Esgrima La Plata, Huracán, Vélez, y a River al gran Amadeo Carrizo, para ganarle en la fecha 24 a falta de dos jornadas para coronarse, en lo que fue un triunfo clave porque se trataba del único competidor por el título. 

En el Campeonato de 1964 el Rojo termina subcampeón, y Mario convierte 8 tantos, pero lo que realmente le importaba a la institución y al plantel en esa temporada era la Copa de Campeones de América (hoy Copa Libertadores), y en dicha competición Mario haría historia grande para Independiente. La fase de grupos se compartió con Alianza Lima y Millonarios, y Mario le convirtió a ambos. En semifinales llegó el Santos más poderoso de la historia, el “Ballet Blanco” del fútbol mundial, al cual el Rojo le gana en Brasil y en Argentina, con Rodríguez marcando goles en los dos juegos.

Así Independiente llega por primera vez a la final de la Copa, donde enfrenta a Nacional de Uruguay. Fue empate sin goles en el país vecino, y en Avellaneda sucedió lo siguiente: vino el pase de Prospitti, “Mariulopicando en diagonal la recibe con el taco, la hace pasar sobre su cuerpo y, cuando le sale Sosa, le pega de emboquillada para desencajar un grito eterno de gol. Fue el 1 a 0 definitivo sobre Nacional para ganar la primera Libertadores en la Historia del Club, siendo hasta ese entonces el logro más extraordinario para la institución, y el gol de Mario uno de los más relevantes de la historia del fútbol en el país, ya que esa fue la primera vez que la copa se vino para Argentina.

Rodríguez con sus 6 tantos fue el goleador de la competencia, siendo el único futbolista en la historia de Independiente en ser el máximo artillero de una Copa Libertadores. Está más que claro que era un delantero de goles de relevancia, pero si no les parece suficiente, hay que agregarle uno más a Mario. Fue en la primera final de la Copa Intercontinental de 1964, frente a Inter, cuando Independiente lo derrota por 1 a 0 en Avellaneda con el famoso “gol que no fue”, siendo ese el primer gol de un argentino en la copa de mayor importancia en la historia disputada entre distintos continentes. Lamentablemente aquella copa quedó en manos de Inter, con uno de los arbitrajes más escandalosos que haya tenido la competición en el tercer partido definitorio, disputado en el Santiago Bernabéu. 

Llegó el año 1965 y Mario no dejó de convertir, en el torneo local fueron 8 goles más siendo el goleador del equipo, de muy floja actuación en el torneo. Pero en Copa Libertadores marcó en la llave frente a Boca, en lo que fue el primer encuentro de equipos argentinos en la historia de la competencia, siendo el Rojo quien superaría la instancia para llegar a una nueva final y ganarla, coronándose bicampeón continental.

Luego Mario tuvo lesiones en su rodilla que le fueron complicando su rendimiento y continuidad, dichas lesiones tenían ya antecedentes desde las inferiores en Chacarita, y por ello pasó a Vélez en 1966, donde jugó poco durante los dos años que estuvo a causa de resentirse de las lesiones. Se fue a Chile en 1968 para jugar en Colo Colo y Audax Italiano, y finalmente regresó a Chacarita para retirarse en 1971.

Rodríguez también vistió la camiseta de la Selección Nacional, entre 1962 y 1963, con 10 encuentros anotando 6 goles. Su actuación resonante se dio en el Sudamericano de 1963 disputado en Bolivia, allí Mario era titular junto a su compañero ideal, Savoy, y convirtió 5 goles en la competencia siendo el más anotador de la Selección, mientras que Savoy lo siguió con 4.

Mariulo” no fue el mejor delantero de historia de Independiente, pero su promedio de gol de casi medio tanto por encuentro, y sobre todo, la relevancia histórica de sus goles, lo convirtieron en un ídolo sin lugar a cuestionamientos. Lamentablemente Mario falleció en 2015 a la edad de 77 años.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es image.jpeg

Dejo video del gol de aquella primera Copa:

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es image.jpeg

1985 – Les anticipo directamente que vamos a recordar un triunfo sobre Boca, y sería simple decir el resultado, autoría de los goles y listo, pero sin embargo antes de llegar a eso vamos a repasar y contextualizar la situación de Independiente hasta llegar a ese partido.

Nos vamos un año atrás hasta 1984, sin lugar a discusión uno de los mejores y más glorioso de la historia roja, Campeón de Copa Libertadores y Copa Intercontinental, es decir, en la elite del fútbol, tocando el cielo o cualquier definición parecida, ya que no se podía llegar más alto que eso en el Fútbol Mundial a nivel de clubes. Increíblemente estando en esa situación, Independiente se queda sin presidente y sin técnico, no se le da la posibilidad a Pedro Iso de seguir al mando del club y tampoco a José Pastoriza de seguir al frente del equipo, por ello se va a dirigir al fútbol de Brasil. Quien lo sucede en el cargo es Roberto “Pipo” Ferreiro, gloria absoluta como jugador, y luego como D.T, entre 1973 y 1974 logrando tres copas internacionales, pero en esta ocasión las cosas no anduvieron bien y sería eliminado por Newell´s en lo que fue el último Torneo Nacional del Fútbol Argentino, el de 1985.

Ferreiro continúa como D.T. para lo que fue el retorno de los torneos con calendario anual, denominados torneos largos, ya que eran de ida y vuelta como sucedía antes de la creación de los Nacionales y Metropolitanos. El equipo arranca de mala manera ese Torneo de Primera División 1985-1986 y “Pipo” abandona el cargo, ¿Saben quién lo sucedió? Sí, José Omar “Pato” Pastoriza, que volvía a apenas unos ocho meses de que no le renovaran su contrato.

Pero el equipo ya no era el que había dejado, porque sufrió dos bajas de jugadores que eran de lo mejor en el país. El capitán Enzo “Vikingo” Trossero, caudillo absoluto de 1984 con un rendimiento maravilloso tanto en defensa como en aporte goleador, se fue a México para jugar en Toluca. Y a Nantes de Francia se va Jorge Luis Burruchaga, el mejor socio de Ricardo Bochini en esa época, la figura estelar de la Libertadores del año anterior y titular indiscutido de la Selección Nacional. Fueron reemplazados por un juvenil Guillermo “Luli” Ríos jugando como zaguero y se trajo de Chacarita a Gustavo Yalve, un número 8 que no recuerda ningún hincha. Por todo esto fue que poco pudo hacer Pastoriza para remediar lo mal hecho durante 8 meses, e Independiente se venía desde el cielo en caída libre.

Así las cosas, para el mes de septiembre al equipo se le presenta la oportunidad de ponerse de pie al iniciar su participación en la segunda fase o fase semifinal de la Copa Libertadores, instancia a la que accedía por reglamento al ser campeón de la edición anterior. Empata ambos partidos de visitante con los otros dos equipos de la llave que eran Argentinos Juniors y Blooming, le gana al equipo boliviano como local, y le queda definir con Argentinos en la Doble Visera, necesitando empatar para quedar como líder y pasar a la final que ya tenía a un clasificado, el América de Cali. Pero ni esa le salió al Rojo, porque el partido se jugó un 10 de octubre (diez días atrás de la fecha de hoy) y Argentinos ganó por 2 a 1, pero a eso hay que sumarle, que en el último minuto del partido del hubo un penal a favor que desgraciadamente falló Claudio Marangoni, y que hubiese significado jugar la octava final de Libertadores.

¿Podían estar peor las cosas ese año? Me podrán decir que no, pero les digo que sí, porque antes del partido de Argentinos por copa Independiente jugó la fecha 14 del torneo local y cayó derrotado en su visita a Gimnasia y Esgrima La Plata, pero eso no es todo, porque posteriormente a la eliminación de Libertadores juega la fecha 15, y nuevamente es derrotado pero esta vez de local y frente a Deportivo Español, acentuándose con esto el mal comienzo del torneo. ¿Se dan idea de lo que sería el club en esos días?

Ahora sí, con este panorama llegamos a un día como hoy cuando por la fecha 16 tocaba ir a la Bombonera para enfrentar al local, que era dirigido por el monstruo de Alfredo Di Stéfano. Y se dio lo que ni el más optimista hincha diablo podía imaginar, porque fue goleada y baile total lo que el Rojo le dio a Boca en su casa. Un contundente 3 a 0 con un golazo de Gerardo “La Vieja” Reinoso a los 21 ‘.

Aumentó un ex Boca campeón en 1981 en aquel famoso equipo liderado por Diego Maradona, Osvaldo “Pichi” Escudero en una contra letal a los 24’, y así termina el primer tiempo.

En la segunda etapa cierra el resultado Claudio Marangoni, con un golazo desde fuera del área a los 57 minutos. Las crónicas del partido hacen mención a una lección futbolística, y a un resultado que fue premio para Boca ya que pudieron ser varios goles más los sufridos.

Aquella jornada el equipo fue: Carlos Goyén; Juan Erba, Hugo Villaverde, Guillermo Ríos y Carlos Enrique; Ricardo Giusti, Claudio Marangoni, Gerardo Reinoso y Ricardo Bochini; Osvaldo Escudero y Sergio Merlini. Mientras que el local presentó a: Gatti, Gómez, Brown, Passucci, Bordet, Di Gregorio, Olarticoechea, Tapia, Dysktra, Torres y Centurión.

Independiente terminaría la temporada en el noveno puesto, siendo un año para el olvido aquel 1985, sobre todo por las expectativas que había en base al año anterior, pero para cerrar la efeméride vamos a remarcar un aspecto positivo además del triunfo que estamos recordando, y tiene que ver con un enorme saldo a favor en cuanto a los clásicos disputado ese año. Repasemos: Frente a Boca ya había jugado en el Torneo Nacional venciéndolo por 1 a 0 para eliminarlo, más el triunfo de un día como hoy. A San Lorenzo se le ganó de local y de visitante por 1 a 0 y en ambas ocasiones con goles de Ricardo Bochini. Y frente a River como visitante se logró un triunfo por 0 a 1 con gol de José Percudani. En total fueron 5 clásicos disputados en ese 1985 y fueron todos triunfos sin recibir un solo gol en contra. Además recordar que no se pudo jugar frente a Racing en todo el año porque seguía transitando su largo camino en la B.

Colaboración:  Hernán Paglieri-Vicepresidente Peña Roja Daniel BertoniSan Andrés de Giles

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Destacadas

PROGRAMA 2206 de Correo Independiente

Radio Roja 195.7

asd

More in Efemérides

WhatsApp chat