Conectate con nosotros

Efemérides

Efemérides del 26 de Octubre

No se puede amar lo que no se conoce… estas efemérides son parte de nuestra inmensa y brillante historia…

1986 – Por la fecha 16 del Campeonato de Primera División 1986-1987, Independiente como local caía derrotado por Racing de Córdoba por 1 a 0 con gol de Juan Carlos Erba en contra.

Estaba pronto a finalizarse el partido, y la derrota era dura, Ricardo Bochini había sido expulsado y Gerardo Reinoso falló un penal, pero absolutamente todo pasó a un segundo plano, porque Independiente aquel día perdería mucho más que los puntos del encuentro, ya que en una desgraciada jugada a los 89 minutos, el arquero Luis Islas salió a tapar al delantero Carlos Pajurek, y del choque de ambos resulto siendo duramente lesionado el guardametas.

Inmediatamente todos se irían dando cuenta de la gravedad del choque. Primero porque un rival fue el primero en ver a Islas y mostró preocupación en el rostro, y al instante los jugadores que se iban acercando hacían claros gestos de dolor al ver la escena, a lo que se le sumaba el silencio en las tribunas. Luis Islas era retirado en camilla tapándose la cara, con llanto y gritos del dolor, fue directo al hospital y a las pocas horas el médico del plantel Miguel Fernández Schnorr comunicó el diagnóstico: “doble fractura de peroné y fractura de tibia”. Eso significaba al menos 6 meses fuera de las canchas para Luis.

Un Islas al que debemos contextualizarle la carrera hasta ese momento, porque si bien un decenio después se convertiría en ídolo del club, allá por 1986 estaba lejos de serlo, pero sí mostraba un futuro prometedor. Había debutado en Chacarita en 1982 con tan solo 16 años recién cumplidos, y por las condiciones mostradas en apenas un puñado de partidos, Estudiantes de La Plata lo compra en 1983. Sus actuaciones fueron tan magníficas que llamaron la atención de todos, y lo catapultaron a la Selección Nacional inmediatamente. Ese mismo año 1983 juega para la Sub-20 el Mundial Juvenil realizado en México, donde Argentina fue subcampeón y Luis recibió dos goles en 6 partidos. Pero ya en 1984 sin llegar a los 20 años de edad, comienza a integrar el plantel mayor de la Selección que dirigía Carlos Bilardo.

Superando la barrera de los 100 partidos en Estudiantes de La Plata, y dejando un gran recuerdo en sus hinchas por las notables actuaciones, en 1986 Luis Islas con 20 años forma parte del plantel que gana el Mundial de México siendo el arquero suplente. En ese momento Independiente se lo compra al equipo platense por aproximadamente 400.000 dólares, y finalizada la cita mundialista, Luis debuta en la Primera División de Independiente en julio, cuando se le da inicio a la Temporada 1986-1987, en ocasión del triunfo Rojo por 2 a 1 sobre Platense.

Lamentablemente 3 meses después, es decir un día como hoy, a Islas le llegaría esta durísima lesión. Por suerte para él y para Independiente, el arquero se recuperó de excelente forma volviendo a la actividad en 1987, y se ganó el aprecio del hincha con un gran desempeño, hasta que en 1988 tuvo problemas con el DT de ese entonces, Jorge Solari, y finalizaría su primer paso por el club marchándose al Atlético Madrid, equipo que lo cedió a préstamo al Logroñés. Es todo por hoy sobre Luis, mezclando lo horrible de la lesión pero también la formidable carrera que estaba realizando hasta ese momento, y por supuesto que falta hablar mucho más sobre él, pero ya llegará el momento.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es DIABLITO-para-SEPARADOR-1.jpg

1994Independiente en la Doble Visera, le da una paliza y destroza a Cruzeiro de Brasil ganándole por 4 a 0, con goles de Albeiro Usuriaga, Pascual Rambert, nuevamente “Palomo” para el tercero y cerró la goleada José Tiburcio Serrizuela.

Fue por la semifinal de la Supercopa 1994 en el partido de vuelta, cuando en la ida en Brasil el local se impuso por 1 a 0, dejando obligado a ganar a Independiente, que lo hizo con creces.

Aquel día el equipo fue: Luis Islas (justo a 9 años de su grave fractura de tibia y peroné); Néstor Craviotto, Claudio Arzeno, José Serrizuela y Guillermo Ríos; Diego Cagna, Hugo Pérez, Gustavo López y Daniel Garnero (79’ Raúl Cascini); Albeiro Usuriaga y Sebastián Rambert (83’ Ricardo Gareca), con Miguel Brindisi como D.T.

La visita por su parte presentó a: Dida; Jorge Luis, Arley (46’ lelei), Rogerio y Nanoto; Zelao (65’ Jean Carlo), Ademir, Douglas y Macalé; Cleisson y Roberto Gaúcho, siendo Palinha su D.T. Como dato de color, decir que Palinha había sido jugador de Cruzeiro, participando de los partidos de semifinales de la Copa Libertadores 1975 justamente frente al Rojo. 

Un Independiente muy agresivo que fue en busca del gol desde el inicio. Nadie podía frenar a Albeiro Usuriaga que tuvo dos chances claras pero perdía el duelo contra el arquero, el famoso Dida, hasta que a los 38 minutos hay un córner corto en la izquierda, llega el centro y “Palomoconecta de cabeza para por fin abrir el partido. Debía ser goleada en ese primer tiempo, porque las situaciones eran cada vez más claras, pero el Rojo las fallaba, y ya no era solo Usuriaga sino también Sebastián Rambert.

El segundo tiempo siguió con la misma tónica, pero se seguían malogrando situaciones. Hasta que a los 63 minutos se repite la jugada del primer gol. Tiro de esquina en corto, centro de Gustavo López, y esta vez no ganó Usuriaga sino que fue Daniel Garnero el que lucha por la pelota, que queda muerta frente a Sebastián Rambert para que defina rápido a la red con pierna derecha.

El asedio rojo no cesaba, y a los 69’ llegó el mejor de los goles, con un “Palomo” Usuriaga notable, quedando mano a mano con su marcador para limpiarlo a puro enganche y quiebre de cintura, y luego definiendo con zurda de gran manera al segundo palo.

Pudo ampliar la ventaja Néstor Craviotto entrando por sorpresa al área, pero su remate tras la asistencia de Rambert, pegó en el travesaño. Finalmente a los 83 minutos, apareció la habilidad de Gustavo López para abrirse camino por el centro y asistir a José Serrizuela, quien dentro del área define con tranquilidad para el 4 a 0 final. Delirio total en Avellaneda ante un gran festival de fútbol brindado por el equipo.

De esa manera Independiente eliminaba al tercer equipo brasilero con el que jugó durante esa copa, ya le había tocado su turno al Santos (que también recibió paliza por 4 a 0) y al Gremio, y se clasificaba a la final. Ese mismo día por la otra semifinal, San Pablo derrotaba a Boca por 1 a 0, pero como en la ida había sido triunfo del equipo Xeneize por 2 a 0, eran ellos los que se clasificaban como rival para la final, la cual ya llegará el momento de recordar.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es DIABLITO-para-SEPARADOR-1.jpg

Les dejo el video con lo mejor de la noche, que fue todo, pero en especial el “Palomo” Usuriaga que una vez más en ese año 1994 la descocía, alcanzando la idolatría tal vez más rápido que cualquier otro jugador en la historia del club:

Colaboración:  Hernán Paglieri-Vicepresidente Peña Roja Daniel BertoniSan Andrés de Giles

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Destacadas

PROGRAMA 2206 de Correo Independiente

Radio Roja 195.7

asd

More in Efemérides

WhatsApp chat