Conectate con nosotros

Efemérides

Efemérides del 09 de Marzo

No se puede amar lo que no se conoce. Las efemérides cuentan la enorme historia del Glorioso INDEPENDIENTE de Avellaneda.

1969 – Por la fecha 3 del Torneo Metropolitano 1969, Independiente visita a Gimnasia y Esgrima La Plata, y cae derrotado por 3 a 2, anotando los goles del Rojo Aníbal Tarabini y Raúl Bernao. En dicho partido se produce el debut del zarateño Miguel Ángel Giachello, enviado al campo de juego por el DT Nito Veiga.

Por aquel entonces no tendría demasiadas oportunidades de jugar, ya que el plantel tenía a Héctor “Chirola” Yazalde de 9, siendo de lo mejor del país e incluso de los mejores delanteros del continente. Cuando Yazalde se marcha luego de ser campeón del Metropolitano 1970, Giachello empieza a jugar un poco más, alternando en ese momento con otro gran delantero como Eduardo Maglioni.

Fue integrante del plantel campeón del Metropolitano 1971, cuando el técnico era Vladislao Cap y lo tenía siempre en cuenta. Para 1972 se va cedido a préstamo a Estudiantes de La Plata, pero volvería y se vería la mejor cara de Miguel vestido de rojo, metiéndose en la historia grande del club.

Dejó su huella en la Copa Libertadores de 1973 con actuaciones claves, como en las semifinales que se integró con Millonarios y San Lorenzo, ya que a éste último le marcó tanto de local como de visitante, sirviendo para acceder en la final frente a Colo Colo, y esa final en la que se dieron empates en Chile y Argentina, tuvo que ir a partido definitorio en país neutral.

El escenario fue Montevideo, y el héroe Giachello, cuando entrando desde el banco de suplentes marcaría el 2 a 1 definitivo en tiempo suplementario, a los 107 minutos de juego, coronando campeón a Independiente. Poquito tiempo después es titular y campeón de la Copa Interamericana de ese mismo año, para completar dos títulos locales y dos internacionales con Independiente.

Era un delantero de gran fortaleza, velocidad y juego aéreo. Dejó para el club 25 goles en unos 80 partidos. Para 1974 fue vendido a Chacarita, luego estuvo en Newell´s en 1975, disputando la Copa Libertadores y marcando varios goles. Para 1976 le llega la oportunidad de jugar en Europa, jugando para Troyes de Francia, donde firmó contrato por 7 años pero no logró adaptarse al estar lejos de los afectos y decidió volver al país. Se incorporó a Unión de Santa Fe, que tenía a Roberto “Pipo” Ferreiro como DT que ya lo conocía del Rojo. Pasó por Racing brevemente en 1979, luego retorna a Unión en 1980, y una vez más a Racing en 1981 cuando el DT era José Pastoriza. Ese año Miguel decide retirarse de la actividad siendo muy joven todavía, influyendo mucho que en su primer paso por Unión había sufrido una rotura de ligamentos, lesión que le llevó casi un año de recuperación. 

Un dato a destacar también, es que Miguel fue quien recomendó a Ricardo Bochini al club, haciendo de nexo por ser de la misma ciudad, por lo que fue uno de los responsables de la llegada a Avellaneda del mago zarateño.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es DIABLITO-para-SEPARADOR.jpg

Les dejo el video del gol frente a Colo Colo:

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es DIABLITO-para-SEPARADOR.jpg

1972Independiente como local le gana a Rosario Central por 2 a 0, con ambos goles de José Omar “el Pato” Pastoriza, a los 15’ y 42 minutos. Fue el primer partido del equipo en Avellaneda durante la fase de grupos de la Copa Libertadores 1972, porque ya había disputado los tres encuentros de visitante.

Realmente asombroso la demostración de Pastoriza ese día pateando tiros libres, porque sus dos anotaciones fueron por esa vía. El primero haciendo que la pelota dibuje una comba extraordinaria desde un ángulo complicado, y el segundo mucho más frontal al arco, pero igual mostrando su enorme pegada a la pelota, les recomiendo mirar el video para tomar real dimensión de lo que digo.

Se mantenía como líder el Rojo, porque fuera de casa había cosechado un empate con Rosario Central, empate con Atlético Nacional de Colombia, y el triunfo frente a Independiente Santa Fe del mismo país. Así el equipo seguía a paso firme para ser primero en el grupo, porque era el único que pasaba de fase. Como es sabido, Independiente lo fue, y luego siguió su camino de campeón que ya iré repasando al detalle.

Aquel día el equipo fue: Miguel Santoro; Eduardo Commisso, Miguel López, Luis Garisto y Ricardo Pavoni; José Pastoriza (46′ Antonio Moreyra), Miguel Raimondo y Alejandro Semenewicz; Agustín Balbuena, Carlos Bulla (46′ Manuel Magán) y Dante Mírcoli, mientras que el D.T. era Pedro Dellacha.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es DIABLITO-para-SEPARADOR.jpg

Dejo el imperdible video de los goles del “Pato”:

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es DIABLITO-para-SEPARADOR.jpg

1973Independiente visita Caballito para enfrentar a Ferro, y le gana por 0 a 1 con gol de Eduardo Maglioni (a una fecha de convertirse en record Guinness, cuestión que tendrá efeméride). Fue por la fecha 2 del Metropolitano 1973, aunque siendo el primer partido de Independiente en la competencia, ya que en la primera jornada había quedado libre.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es DIABLITO-para-SEPARADOR.jpg

Pero lo que nos importa para la efeméride es una serie de debuts que tuvo el club aquel día. El primero de ellos fue Julio Walter Montero Castillo, el “Mudo”, quien pasaría inadvertido durante ese año disputando apenas 4 encuentros. El volante defensivo uruguayo llegaba desde Nacional de aquel país, equipo con el cual lo había ganado todo. Era quíntuple campeón de Uruguay, además de haber logrado la Copa Interamericana, la Copa Libertadores 1971 y la Copa Intercontinental de ese año, siendo también desde hacía tiempo integrante de la selección de su país.

El segundo debutante aquel día fue Juan Carlos Merlo, delantero de previo paso por Deportivo Español y Temperley, que jugó solamente ese año 1973 en Independiente sin llegar a una decena de partidos. El tercero que tuvo su presentación fue Héctor Jesús Martínez, otro volante de contención pero mucho más polifuncional, porque supo jugar en la línea de fondo y también como ofensivo. Venía de jugar en Newell’s y en Baltimore Bays de los Estados Unidos, y fue titular para el Rojo durante la Copa Libertadores 1973.

Y el último de los jugadores debutantes fue Mario Rubén Mendoza, puntero izquierdo también llegado de Newell´s y que se ganaría el puesto en el Rojo durante todo el año. Fue titular durante la Copa Libertadores, anotándose en la red en dos de las tres finales frente a Colo Colo. También jugó las dos finales de la Copa Interamericana frente a Olimpia de Honduras, y fue integrante del plantel que ganó la Copa Intercontinental frente a Juventus en Italia, aunque ese día estuvo en el banco de suplentes, cuando ya el titular era Daniel Bertoni. Fueron 31 partidos en total con 5 goles para él.

Sin embargo, a pesar de los debuts con la camiseta roja de estos cuatro futbolistas, lo más importante de la jornada fue el debut oficial de alguien pero con buzo, es decir, como D.T., y hablo de Humberto Dionisio Maschio, “el Bocha”. Ídolo y emblema racinguista, Humberto apareció en Primera División en el club vecino en 1954, para luego desarrollar una gran carrera en Italia jugando en Bologna, Atalanta, Internazionale y Fiorentina, hasta regresar a Racing en 1966. Fue campeón del país ese año, y al siguiente ganó la Copa Libertadores y la Copa Intercontinental, en lo que fue la época dorada para Racing y el único ciclo copero en su historia.

Apenas retirado se convierte en D.T., pasando brevemente por la Selección Nacional, luego Racing, Unión y Chacarita, hasta llegar al Rojo. Con él al frente del equipo, Independiente ganó la Copa Libertadores 1973 y la Copa Interamericana del mismo año, cuando Humberto tan solo llevaba en el cargo algo más de 3 meses. Para el mes de agosto, por el torneo local Independiente se ubicaba por detrás de Huracán, Boca y River, cuando todavía faltaba toda la recta final de la competencia. Pero el Rojo perdió dos partidos consecutivos (Newell’s y Atlanta) y la Comisión Directiva terminó destituyendo del cargo al “Bocha”.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es DIABLITO-para-SEPARADOR.jpg

1980Miguel Ángel “Pepé” Santoro debuta como D.T. en enero de ese año 1980, en la Copa de Oro de Mar del Plata que Independiente gana por primera vez en su historia. En dicha competición el primer triunfo fue frente a Boca, y un día como hoy se repite el rival pero ya no de forma amistosa, sino que fue por la fecha 6 del Metropolitano, y tampoco fue en la ciudad de la costa atlántica sino que el escenario era La Bombonera.

Fue una aplastante victoria del Rojo por 5 a 2, con goles de Carlos Álvarez a los 5’, Osvaldo Mazo a los 45’, Pedro Magallanes a los 47’, Antonio Alzamendi a los 57’ y Omar Larrosa a los 65 minutos para poner un 5 a 0 histórico, y luego el local descontaría dos veces en los 10 minutos finales por medio de Alfredo Letanú y Miguel Bordón, cuando la victoria categórica ya estaba consumada.

El Rojo ese día formó con: Esteban Pogany; Christian Angeletti, Jorge Olguín, Osvaldo Pérez y Mario Killer; Osvaldo Mazo, Carlos Fren y Omar Larrosa (66’ Hugo Saggioratto); Antonio Alzamendi, Carlos Álvarez y Alejandro Barberón (36’ Pedro Magallanes), como dije, con “Pepé” como D.T. Mientras que Antonio Rattín eligió este equipo para Boca: Gatti; Córdoba, Mouzo, Capurro y Bordón; Rotondi, Benítez (45 Letanú) y Salinas; Zanabria, Coch y Randazzo (70’ Marandet).

Esa tarde Independiente fue contundente, aprovechando al máximo lo mejor del equipo, la velocidad de Alzamendi, la pausa de Larrosa y el equilibrio de Fren. Además fueron titulares los cuatro refuerzos que pidió “Pepé”, Mario Killer, Jorge Olguín, Osvaldo Mazo y Carlos Álvarez, dos de ellos autores de goles para iniciar la goleada, jugando en lugar de Ricardo Bochini y Norberto Outes que estaban lesionados. Pedro Magallanes que hizo el tercero, entró al campo por la lesión de Alejandro “Porota” Barberón, pero el mejor gol según las crónicas fue el cuarto, ya que Alzamendi encaró a Gatti y luego de gambetearlo mando la pelota adentro, mientras que el quinto fue de cabeza de Larrosa tras centro de Alzamendi, la figura de la jornada.

Para terminar, decir que no le fue del todo bien a Miguel Santoro y su equipo, y ese mismo año sería reemplazado por Miguel Antonio Juárez.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es DIABLITO-para-SEPARADOR.jpg

Les dejo el video con varios de los goles del partido, entre ellos la gran maniobra de Antonio Alzamendi:

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es DIABLITO-para-SEPARADOR.jpg

1997 – Por la fecha 4 del Torneo Clausura 1997, Independiente visita a Racing en un nuevo clásico de Avellaneda. Hasta ese momento del torneo el Rojo no conocía el triunfo, acumulando un empate y dos derrotas en un arranque muy pobre, mientras que los vecinos habían perdido en el debut pero luego ganaron las dos fechas siguientes.

Aquel día Independiente formó con: Faryd Mondragón; Jorge Martínez, Pablo Rotchen, Guillermo Ríos y Juan Ramírez; Roberto Acuña, Raúl Cascini, Ángel Morales y Jorge Burruchaga (F. Fernández); Francisco Guerrero y José Luis Calderón, siendo el D.T. César Luis Menotti. Mientras el local, dirigido por Alfio Basile, presentó a: Cáceres; Navas, Galván, Úbeda y Mac Allister; Michelini, Quiroz, Córdoba y Capria; Delgado y Fuertes.

Estuvo al borde de no arrancar el encuentro, por la gran cantidad de proyectiles arrojados al campo de juego por parte de ambas hinchadas, y un incendio provocado por los locales sobre las serpentinas arrojadas, pero finalmente se pudo iniciar el juego bajo las órdenes de Javier Castrilli. A los 14 minutos hay claro penal sobre el Juan Carlos “Avión” Ramírez, y José Luis Calderón lo cambió por gol fusilando con su pierna zuda al arquero Walter Cáceres. Durante el resto del primer tiempo las situaciones más claras las tuvo el Rojo, Francisco “Panchito” Guerrero estrelló un remate en el palo, y Pablo Rotchen casi convierte de cabeza. Además Jorge Burruchaga fue reemplazado por lesión, ingresando Favio Fernández en su lugar.

En el segundo tiempo Racing fue en busca del empate y tuvo algunas chances, lo mismo que Independiente al tener más espacios. Pudo estirar la ventaja Guerrero en un mano a mano que se fue cerca, hasta que el local llegaría al empate mediante un inexistente penal de Rotchen sancionado por Castrilli, que Úbeda ejecutó, y que Faryd Mondragón alcanzó a rozar con su mano.

Se complicaban las cosas para el Rojo, porque luego del empate se iría expulsado Guerrero y el equipo quedaba con 10 para jugar la parte final del encuentro. Racing fue con todo en busca de la victoria, sobre todo con el ingresado Martín Vilallonga que era el más peligroso. Fue él quien en una jugada eludió a Mondragón quedando solo frente al arco vacío para definir, pero su remate pegó en el poste.

El partido parecía morirse en empate, pero ambos se seguían atacando por lo que podía pasar cualquier cosa. Hasta que a los 89 minutos del juego, el “Toro” Roberto Acuña llevó la pelota manejando la jugada, abrió a la derecha hacia Calderón que la para estando solo, y apenas entra al áreaCaldera” puso al rojo vivo su pierna derecha esta vez, sacando un remate fortísimo para romper el arco y las gargantas de los hinchas. Fue triunfo 1 a 2 en un buen partido.

Un detalle y un dato. Lo primero que quizás no recuerden y que podrán disfrutar en el video, es la euforia del arquero Faryd Camilo Mondragón cuando luego del segundo gol las cámaras lo registraron expresando “No lo puedo creer”. Y el dato es que ese día volvía de una lesión Guillermo “Luli” Ríos, quien disputaba su último clásico de Avellaneda.

A pesar del mal arranque en el torneo, el equipo de Menotti empezaría a lograr resultados, jugando un fútbol de alto vuelo y con gran vocación ofensiva. Se recuerda mucho el triunfo de un día como hoy, también la victoria sobre Boca, y varios encuentros de gran nivel. Uno de esos partidos fue el tremendo 6 a 0 a Colón en Santa Fé, que es la máxima goleada en la historia sobre dicho equipo siendo local, y la segunda de la historia detrás del recordado 7 a 1 del Apertura 2002.

Pero luego de ese encuentro Menotti abandonó su cargo para irse a dirigir a Sampdoria de Italia, aunque en realidad solo fue de paseo a ese club. En las últimas fechas el equipo se cayó y terminó en el cuarto puesto siendo River el campeón. Para graficar el poder ofensivo de ese equipo, decir que hizo 38 goles, uno más que el campeón.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es DIABLITO-para-SEPARADOR.jpg

Acá les dejo el video con los goles a Racing:

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es DIABLITO-para-SEPARADOR.jpg

2021Fallecimiento de Agustín Alberto Balbuena, “El Mencho”, wing derecho del club entre 1971 y 1975, jugando 214 partidos y convirtiendo 51 goles, coronándose campeón del Metropolitano 1971, Copas Libertadores de 1972, 1973, 1974 y 1975, Copas Interamericanas 1973 y 1974, y Copa Intercontinental 1973, es decir, en 5 años en el club dio 8 vueltas olímpicas y 7 de ellas a nivel internacional.

Siendo panadero y después yesero, se formó en las inferiores de Colón de Santa Fé, su provincia natal, y debutó en dicho club en 1964, estando en la Segunda División, pero se consolida como titular en 1967 y permanece hasta 1969. Hubo interés de Boca, River, San Lorenzo y Vélez, pero finalmente fue Rosario Central el que lo compra en 1970. Al año siguiente se da su llegada a Independiente, con la pequeña responsabilidad de reemplazar a, ni más ni menos, que Raúl Bernao, pero “el Mencho” no se achicó, más bien todo lo contrario.

Debutó en marzo de 1971 contra su ex equipo, Rosario Central, y desde allí hasta fines de 1975 fue titular inamovible siempre. Participó de la época más gloriosa e inigualable del club, dando vueltas olímpicas por todo el continente americano más la consagración en Roma frente a Juventus.

Era un wing de gran potencia, desborde y gol, no trató nunca de imitar a Bernao sino que explotó al máximo su propio juego. Se cansó de tirar centros/pases gol, además tenía una gran capacidad física que le permitía realizar un enorme despliegue en toda la banda derecha. Sus capacidades, sumado a su personalidad, hacían que no tenga ningún problema en sacrificarse por el equipo, por ejemplo, bajando a marcar casi hasta el lateral derecho ayudando a Eduardo Commisso. Semejante despliegue a favor del equipo, más todas sus aptitudes, hicieron imprescindible su presencia en el campo y que jamás nadie cuestione su inclusión.

En la Copa Libertadores de 1972, Agustín marcó en tres oportunidades. Primero por duplicado visitando a Independiente Santa Fé en la fase de grupos, y luego anota un golazo olímpico recibiendo a San Pablo ya en semifinales. En la Libertadores de 1973 le marcó goles a Millonarios y a San Lorenzo en las semifinales, y ese año también dejó su apellido en la red en la segunda final de la Copa Interamericana frente a Olimpia de Honduras. En la Copa de 1974 le marcó por duplicado a Peñarol en semifinales, y también al San Pablo en la segunda final disputada en Avellaneda.

Su altísimo nivel lo hizo formar parte de la Selección Nacional, vistiendo la camiseta en 10 oportunidades y siendo parte del Mundial 1974, donde jugó 4 de los 6 partidos del equipo argentino. En 1975 queda libre de Independiente y se cruza de vereda para jugar un año en el club vecino, luego pasa a Bucaramanga del fútbol colombiano, y en 1977 al fútbol de El Salvador jugando para Club Deportivo FAS. En dicho equipo sufre una grave fractura y entonces se retira de la actividad profesional.

Volvió a Independiente para trabajar como descubridor de talentos, y fue quien descubre a Sergio Agüero y su amigo Emiliano Molina, tristemente fallecido a temprana edad. En el año 2002 tuvimos el gusto de tener a Agustín en nuestra ciudad, por motivo de la inauguración de nuestra Peña. Uno de los delanteros más ganadores de la historia del club, y uno de los mejores wing que se puso la camiseta roja.

Para cerrar la efeméride, voy a contarles una anécdota que involucra al homenajeado y a José Pastoriza. En 1971, en un encuentro del Torneo Nacional frente a Argentinos Juniors, Balbuena recibe una tarjeta roja y 4 fechas de suspensión por motivo de agredir a un rival, a razón de defender al “Pato” Pastoriza. Esa suspensión le hizo perder el partido frente a San Lorenzo al finalizar el año, tratándose del Torneo Pre-Libertadores para ver quién de los dos equipos jugaba la Copa de 1972. La cuestión es que la dirigencia pagaba un premio si ganaban el cruce, cosa que Independiente logró. Aquel día al regresar al hotel muy felices, un dirigente comenzó a repartir los sobres con el dinero a cada jugador, pero al “Mencho” no le dieron nada, y ante su reclamo, el dirigente respondió: “Usted no jugó”. Imaginen la bronca y amargura que habrá sentido Agustín, pero el “Pato” le ofreció parte de su propio premio, aunque él no lo aceptó. Ante toda esta situación, Agustín Balbuena simplemente dijo que le sirvió de lección, y que a partir de allí, no volvería a responder a ninguna agresión de los rivales.

Un día como hoy, “El Mencho” fallecía a los 75 años de edad.

Colaboración: Hernán Paglieri-Vicepresidente Peña Roja Daniel BertoniSan Andrés de Giles

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Destacadas

PROGRAMA 2206 de Correo Independiente

Radio Roja 195.7

asd

More in Efemérides