Conectate con nosotros

Efemérides

Efemérides del 03 de Abril

No se puede amar lo que no se conoce. Las efemérides cuentan la enorme historia del Glorioso INDEPENDIENTE de Avellaneda.

1921 –Independiente disputa la primera fecha del Campeonato de Primera División 1921 de la AAmF (Asociación Amateurs de Football), es decir, la liga disidente de la AAF (Asociación Argentina de Football). Y dicho inicio fue de tan solo 45 minutos, porque el encuentro que ese día disputaron Independiente con Racing tuvo que suspenderse debido a las intensas lluvias.

En esa primera etapa jugada, la visita lo iba ganando por la mínima con gol de Clemente Comaschi, pero el Rojo lo empataría el 3 de julio, cuando se le dio continuidad al cotejo, anotando el gol Ernesto Scoffano para el 1 a 1 final.

Sin embargo, todo lo dicho anteriormente es anecdótico, o al menos no es lo que me interesa destacar, porque lo realmente importante para la historia de Independiente y del futbol nacional, es que ese día lluvioso debutó en Primera División Manuel Seoane, “La Chancha”, el más grande artillero que dio el fútbol amateur argentino.

En ese torneo de 1921 el Rojo tuvo un muy buen desempeño terminando tercero, afianzándose Manuel como titular. Fue el máximo anotador del plantel con 18 tantos, y ya comenzaba a delinearse el gran equipo que sería campeón un año más tarde. Una semana después contra Lanús, Seoane marcaría su primer gol y empezaría a convertirse en, ni más ni menos, que el máximo goleador de todo el amateurismo, así como otro del Rojo, Arsenio Pastor Erico, es el máximo del profesionalismo.

El 19 de marzo fue el aniversario del natalicio de Manuel, y en esa ocasión hubo efeméride repasando toda su carrera. Por ello en esta oportunidad, además de haber destacado su debut, voy a focalizarme en la importancia de los goles de Seoane en sus primeros pasos en el club.

Como dije, en la segunda fecha llegó el primer gol de “La Chancha”, fue para vencer 2 a 1 como visitante a Lanús. En la tercera convierte para el 3 a 1 sobre River, en la séptima otro gol para el 2 a 0 a Atlanta, y en la novena para ganarle 2 a 1 a San Isidro.

En la fecha 10 llega su primer doblete, ganando 2 a 1 visitando a Banfield, y en la 11 repite con dos goles más para el 6 a 0 a Estudiantes de Buenos Aires. En las fechas 13 y 14 vuelve a sumar dobletes consecutivos, primero en la victoria 6 a 0 a Sportivo Almagro y luego 4 a 2 sobre Sportivo Buenos Aires.

En la 18 anota para el triunfo por 1 a 0 contra Vélez, en la 22 para el 1 a 1 con Estudiantes de Buenos Aires, en la 30 suma otro gol en el 3 a 0 a Lanús y otro en la 31 para ganarle 2 a 0 a Sportivo Buenos Aires. Sigue su racha en la jornada 32 en el triunfo 2 a 1 a San Lorenzo, y la extiende en la 33 en el 1 a 0 a Banfield, siendo ese su último gol en ese torneo.

Esos fueron los 18 goles de Manuel en su campeonato debut con 19 años, y si prestan atención hay un detalle de importancia para destacar. Cada vez que Seoane marcó goles, no solamente que Independiente no perdió, sino que ganó todos sus partidos y apenas uno solo fue empate.

Si ya había dejado una grata impresión en su primer año, observen ustedes estos datos de su segunda temporada. En 1922 Independiente se corona campeón de Primera División por primera vez, y lo hace convirtiendo la abultada suma de 97 goles, una cantidad muy por encima del resto ya que lo siguieron San Lorenzo y Racing con 65. Para que se den una idea, el Rojo terminó con una diferencia de 70 goles a favor, seguido en ese aspecto por River y San Lorenzo que llegaron a 40.

Ahora bien, de esos 97 goles que hizo el equipo, Manuel Seoane fue el autor de 55, así como leen, más de la mitad, más de medio centenar de goles en 40 fechas. Participaron 21 equipos en el torneo y apenas 4 de ellos (sin contar a Independiente) lograron superar esa cantidad de goles, es decir que Manuel por sí solo hizo más goles de la mayoría de los equipos en conjunto.

No pude encontrar registros de semejante cantidad de goles de un mismo jugador en un mismo torneo durante todo el amateurismo, ni por asomo los goleadores de ese entonces se acercan a esa cifra. Manuel “La Chancha” Seoane explotaba al máximo con apenas 20 años en aquella temporada 1922, y ya era lógicamente de los mejores futbolistas del país.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es DIABLITO-para-SEPARADOR.jpg

1960Primera fecha del Campeonato de Primera División 1960, que terminaría con Independiente como campeón, luego de 12 años de sequía desde la coronación de1948. El Rojo visitó a Argentinos Juniors en Paternal con este equipo: Juan Leiva; Rubén Navarro y Tomás Rolan; Roberto Ferreiro, José Minni y José Varacka; Jorge Vázquez, Ramón Abeledo, Walter Jiménez, Vladas Douksas y Ricardo Giménez, con Roberto Sbarra como D.T.

El encuentro fue empate 3 a 3, anotando para el local Osvaldo Carceo, Mario Sciarra y Hugo González, mientras que para Independiente marcaron Jorge Vázquez, Ricardo Giménez, y Tomás “El Negro” Rolan.

Lo primero que hay que decir, es que se trató del último partido vestido de rojo para José Varacka, futbolista al que se lo suele citar sin títulos en el club, pero en términos justos fue parte del Campeonato de 1960 al disputar este único encuentro. “Puchero” Varacka jugaba su partido 202 con 2 goles para Independiente, y pasaba a River por una suma extraordinaria en aquella época. Era un volante central recio, líder, de gran personalidad y de elegancia en su juego, y en su nuevo club se convertiría en defensor central.

Venía desempañarse en altísimo nivel año tras año, motivo por el cual era titular en la Selección Nacional, jugando el Mundial 1958 y siendo campeón del Sudamericano 1959 (hoy denominado Copa América), posteriormente ganaría la Copa de las Naciones 1964 e iría al Mundial 1966.

Habrá más material sobre José Varacka, pero ahora paso a otra cuestión, porque además de una despedida, el partido de un día como hoy tuvo varios debuts. Vladas Douksas fue uno, procedente de Rampla Juniors de Uruguay, y que tendría un muy buen desempeño en el mediocampo de ese equipo campeón de Independiente. Este uruguayo dejó el club en 1961 luego de 35 partidos con 5 goles anotados, y lógicamente un título. Ricardo Giménez, proveniente de Rosario Central, fue otro que tuvo su presentación aquel día y lo hizo con gol, y al igual que Douksas, se marchó de la institución al año siguiente.

Pero el debut más importante fue el de un uruguayo que se convertiría en ídolo absoluto, en el mejor lateral izquierdo en la historia del club hasta la aparición de Ricardo Pavoni, y claro que me refiero al “Negro” Tomás Rolan, que tuvo el primero de sus 157 partidos en el club, y que se presentó marcando un gol.

Fue el gran Juan Carlos Corazzo (abuelo materno de Diego Forlán, ex jugador de Independiente y figura en la primer década del profesionalismo) quien lo hace debutar en Danubio allá por 1955. Desde dicho club lo incorpora Independiente para ser campeón en su primer año. En 1963 repite el título local, y al año siguiente Independiente con él se corona por primera vez campeón continental al ganar la Copa de Campeones de América frente a Nacional de Uruguay.

De esa manera accede a jugar la Copa Intercontinental, frente a Internazionale de Italia, y en dicho partido Rolan se va del campo a la media hora debido a una grave lesión en su rodilla, lesión de la que nunca pudo recuperarse por completo y que le hizo perder el puesto con su compatriota Ricardo Elbio Pavoni.

Fue un marcador lateral izquierdo notable, de gran riqueza técnica pero también de mucha garra, con enorme firmeza en la marca pero además salida clara y proyección, sumado a una gran pegada que lo hacía meter miedo en los tiros libres. A todo eso, hay que agregarle que con su personalidad y liderazgo transmitía empuje a sus compañeros. Por su enorme manejo de pelota y gran pegada, en ocasiones llegó a jugar como volante central o como atacante por izquierda.

Para 1966 Rolan se va del club siguiendo su carrera en Deportivo Español, Olimpo de Bahía Blanca y Guaraní de Paraguay . Luego fue D.T. por un breve periodo para posteriormente incursionar en varias actividades comerciales. Rolan alguna vez le contó a El Gráfico que a pesar de su gran nivel de rendimiento fumaba y tomaba whisky, además de malgastar su dinero en otros malos hábitos.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es DIABLITO-para-SEPARADOR.jpg

1994Independiente había debutado con empate en 0 frente a Vélez en el Torneo Clausura 1994 que lo tendría como campeón, y un día como hoy, por la segunda fecha, llegaría el primer partido como local en la Doble Visera, el primer triunfo en la competencia, y el debut de un ídolo para la eternidad.

Fue frente a River, que venía de ser el campeón del país, y el Rojo se impuso por 1 a 0 con gol de Ricardo “Tigre” Gareca, luego de una gran jugada de Pascual Rambert por izquierda, llegando hasta el fondo del campo para lanzar un centro que Sergio Goycochea no pudo contener y dio rebote, el cual fue aprovechado por Gareca para el gol del triunfo. En bases generales fue un partido pobre desde el juego, con poco para destacar en ese aspecto.

Sin dudas se trató de una victoria de enorme importancia, más si se tiene en cuenta que Independiente fue campeón por solamente un punto, por lo cual cada unidad sumada tiene relevancia. Por otra parte, el Rojo cortaba una racha sin triunfos sobre River que llevaba casi 4 años, desde la fecha 13 del Campeonato de Primera División 1990-1991.

Pero más allá de todo eso, lo que más quiero destacar de la jornada, es que ese día hizo su debut con la camiseta de Independiente un enorme jugador, un ídolo, un delantero que ese mismo año rendiría en tal alto nivel que sería elegido miembro del equipo ideal de América, me refiero a Albeiro “Palomo” Usuriaga, recientemente llegado del América de Cali.

Había debutado en el mismo América de Cali, para luego pasar a Deportes Tolima, Deportivo Cúcuta, Atlético Nacional (donde fue figura y ganó la Copa Libertadores 1989), y de ahí emigrar a España jugando para Málaga. Retorna a su país nuevamente a América de Cali y se convierte en figura, hasta darse su llegada al Rojo en 1994. Debuta un día como hoy, y en la fecha 6 convierte su primer gol, en la victoria por 2 a 0 sobre Ferro, donde además fue el mejor del encuentro.

Se ganó muy rápido el cariño de la gente por su racha goleadora, fundamental en los títulos de ese año, el Clausura y la Supercopa, y un año después la Recopa en Japón frente a Vélez, alcanzándole una temporada y media para quedar en la idolatría eterna.

Era un atacante frío, de extrema tranquilidad para definir, algo que hacía con ambas piernas haciéndolo impredecible. Poseía una amplia gama de recursos al momento de entrar al área, podía enganchar varias veces, gambetear al arquero, definir contra un palo por abajo, meterla a un ángulo, etc., cualquier cosa podía pasar con “Palomo”. Tenía una enorme riqueza técnica a pesar de su altura, también potencia y velocidad, además de juego aéreo, y la capacidad de asociarse siempre con sus compañeros saliendo del área para jugar por afuera. Por si todo eso fuese poco, fuera de la cancha tenía un carisma extraordinario, que lo llevó a ser adorado.

Como dije, en 1994 fue elegido para el equipo ideal de América, pero no fue él solo, sus compañeros Pascual Rambert y Gustavo López también, siendo la única vez que toda la delantera de un mismo equipo forme el ideal del continente.

En 1995 se marcha a Necaxa de México, luego pasa por Barcelona de Ecuador y Santos de Brasil, hasta su retorno a Independiente en 1996. En total dejaría en el club 72 partidos disputados con 21 goles, sumando su primera etapa y la segunda que duró hasta 1997.Después pasaría por Millonarios, Bucaramanga, General Paz Juniors, All Boys, Sportivo Luqueño y Carabobo de Venezuela hasta el retiro en 2003.

A pesar de su enorme potencial de juego, su carrera también tuvo vinculaciones con escándalos y casos de dopaje con cocaína. En 2004 Albeiro fue asesinado en Colombia, conmoviendo a todo el mundo Independiente que lo recuerda hasta hoy con muchísimo cariño e idolatría.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es DIABLITO-para-SEPARADOR.jpg

Les dejo video del gol del triunfo sobre River:

Colaboración: Hernán Paglieri-Vicepresidente Peña Roja Daniel BertoniSan Andrés de Giles

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Destacadas

PROGRAMA 2206 de Correo Independiente

Radio Roja 195.7

asd

More in Efemérides