Conectate con nosotros

Efemérides

Efemérides del 09 de Abril

No se puede amar lo que no se conoce. Las efemérides cuentan la enorme historia del Glorioso INDEPENDIENTE de Avellaneda.

1965Primera final de la Copa Libertadores 1965, midiéndose Independiente frente a Peñarol. El equipo uruguayo buscaba su tercera coronación y venía de eliminar al Santos de Pelé en semifinales, mientras que el Rojo buscaba retener su corona obtenida en 1964, para ser bicampeón y de esa forma alcanzar la cantidad de copas que tenían Santos y Peñarol.

Éste primer partido se disputa en Avellaneda, en la Doble Visera, con más de 45 mil personas presentes. Los 11 del Rojo ese día fueron: Miguel Santoro; Roberto Ferreiro, Rubén Navarro, Juan Guzmán y Raúl Decaria; Osvaldo Mura, David Acevedo y Raúl Savoy; Raúl Bernao, Luis Suárez (45’ Vicente De la Mata (h)) y Roque Avallay, dirigidos por el gran Manuel Giúdice.

Mientras que Peñarol lo hizo con: Ladislao Marzukiewicz, Carlos Pérez, Omar Caetano, Pablo Forlán (padre de Diego), Néstor Gonçalves, Luis Varela, Ernesto Ledesma, Pedro Rocha, Héctor Silva, José Sasía y Juan Joya, con el D.T. Gastón Máspoli.

El Rojo era superior en el partido pero no podía quebrar la resistencia del equipo uruguayo. A los 70 minutos fue expulsado José Sasía en la visita, por haberle tirado tierra a “Pepé” Santoro en su rostro, y con uno más Independiente fue con todo por la victoria.

La alegría llegó casi sobre la hora, a los 83 minutos, gracias a una genialidad de Raúl Emilio “El Loco” Bernao, que puso el 1 a 0 para el triunfo. Gran jugada de Osvaldo Mura por derecha desde mitad de cancha, limpiando toda la zona, metió el centro para Vicente De la Mata y la pelota rebotó en el defensor Carlos Pérez, por lo que le volvió a Bernao y el “Loco” sacó un zurdazo maravilloso directo a la red.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es DIABLITO-para-SEPARADOR.jpg

Sobre el final Roque Avallay tuvo un par de situaciones muy claras pero falló, y también falló “Capotito” De la Mata, sin poder aumentar cifras que hubiesen significado mayor justicia en el marcador. La figura del equipo fue el “Petiso” Osvaldo Mura, clave por su despliegue y ganando el duelo de la mitad de cancha.

Tres días más tarde las cosas serían diferentes. Se jugó el partido de vuelta en el Centenario de Montevideo, y Peñarol fue netamente superior al Rojo.

Le ganó por 3 a 1 claramente, anotando Vicente De la Mata el descuento sobre el final. De esa manera la definición del título se iba a un tercer partido definitivo en campo neutral.

El escenario sería el Estadio Nacional de Santiago de Chile, y llegada la fecha les voy a contar lo sucedido ese día, así como también desglosar mucho más sobre la Copa.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es DIABLITO-para-SEPARADOR.jpg

Les dejo el video con el audio del gol, relatado por el inolvidable José María Muñoz:

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es DIABLITO-para-SEPARADOR.jpg

1967Independiente haciendo de local en cancha de Racing, recibe a San Lorenzo por la fecha 6 del Metropolitano 1967. El Cuervo llegaba invicto y líder de la Zona B del torneo, y venía de ganarle a River en la fecha anterior. Se trataba del equipo revelación, con los jóvenes conocidos como “Los Carasucias” ya consolidados en Primera División, entre ellos Héctor Veira, Miguel Ángel Tojo, Rafael Albrecht, Rodolfo Fischer, etc.

El Rojo por su parte llegaba con un comienzo irregular, le había ganado a Rosario Central, Platense y Unión, pero había caído con Gimnasia y Esgrima La Plata en la fecha 5, y en la segunda fecha apenas logró un empate frente a Deportivo Español que recién ascendía.

Aquel día para enfrentar a San Lorenzo, el entonces D.T. Oswaldo Brandao, utilizó por primera vez en la historia de Independiente el sistema táctico de 4-3-3, que lo usaría mayormente en el resto de la temporada y hoy en día sigue vigente en el fútbol moderno. Traducido en nombres, los 11 de aquel día fueron: Miguel Santoro; Roberto Ferreiro, Idalino Monges, David Acevedo y Ricardo Pavoni; Raúl Savoy, José Pastoriza y Omar Diéguez; Raúl Bernao, Luis Artime y Aníbal Tarabini.

Apenas iniciado el encuentro San Lorenzo se puso en ventaja con gol de Miguel Tojo, pero el Rojo con un gran nivel de juego colectivo lo dio vuelta. Dos goles de Aníbal “Conejo” Tarabini (uno de ellos de penal) y otro de Luis Artime pusieron el 3 a 1 definitivo del partido. Un gran partido por parte de ambos, tal es así que el Gráfico lo definió como “una verdadera fiesta del fútbol”.

Dentro la actuación del equipo ese día, hay que destacar al “Loco” Raúl Bernao, la figura de la jornada, que desparramó a cuanto rival se le pusiera enfrente teniendo un partido extraordinario. Para muchos ese día, sumado al clásico frente a Boca de 1970, y el 5 a 1 frente al Santos de Pelé en 1964, fueron las mejores actuaciones que se hayan visto del “Poeta de la Derecha”, un ídolo incuestionable de la historia roja y figura resonante en la historia del fútbol nacional. Muestra del nivel que tuvo ese día, es que sería la tapa de El Gráfico posterior al encuentro.

En relación al nuevo sistema táctico, hay que decir que aquel equipo de esa época empezaba a trabajar lo que es tan común hoy en día, y me refiero a por ejemplo, que cuando pasaran al ataque los laterales, tanto Savoy como Diéguez le cubrieran las espaldas, es decir, que los releven. Otro ejemplo, es que Savoy se cerraba para quedar de volante central cuando Pastoriza avanzaba para generar juego. Y además, Savoy fue colocado por derecha siendo zurdo, algo habitual en el presente pero que no se veía en aquella época ni de casualidad.

Comenzaba de esta forma a delinearse el equipo del año, que en aquel metropolitano se clasificaría segundo en su zona y luego sería eliminado frente a Racing en semifinales. Pero en el segundo torneo de la temporada, el Nacional, sería Campeón estableciendo el récord nacional de porcentaje de puntos logrados, además de coronarse en la última fecha goleando a Racing. Ese equipo campeón tuvo algunos cambios con respecto al de hoy, Diéguez jugó muy poco, por derecha además de Savoy jugó Osvaldo Mura y Vicente De la Mata (h), y adelante tendría una nueva novedad en la historia del club, colocar dos delanteros centros al incluir a Héctor Yazalde en dupla con Luis Artime.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es DIABLITO-para-SEPARADOR.jpg

1995Independiente buscaba ganar la única Copa Internacional oficial que le faltaba a sus repletas vitrinas, y para lograrlo se encuentra en Japón para disputar la Recopa Sudamericana 1995, midiéndose frente a Vélez.

La Recopa comenzó a disputarse en 1989, enfrentando al Campeón de la Copa Libertadores contra el campeón de la Supercopa Sudamericana. Éste último trofeo dejó de disputarse en 1997, y desde el 2003 la plaza la comenzó a ocupar la Copa Sudamericana, fundada en 2002.

En esta edición de 1995, Vélez la juega como Campeón de la Copa Libertadores 1994 e Independiente por su coronación en la Supercopa 1994. Fue a un único partido en el Estadio Olímpico de Tokio, Japón, sitio donde el Rojo se había coronado Campeón Mundial frente a Liverpool, y donde Vélez había hecho lo propio en diciembre de 1994 frente al Milan.

Aquel día el Rojo salió al campo con: Luis Islas; Juan Carlos Ramírez, Claudio Arzeno, José Tiburcio Serrizuela y Guillermo Ríos; Diego Cagna, Raúl Cascini, Jorge Burruchaga (46’ Pablo Rotchen) y Daniel Garnero (62’ Gustavo López); Sebastián Rambert y Albeiro Usuriaga (77’ Tony Gómez), dirigidos por Miguel Ángel Brindisi. Mientras que Vélez lo hizo con: Chilavert; Zandoná, Sotomayor, Trotta y Cardozo (73’ Pompei); Herrera, Basualdo, Husaín (85’ Pellegrino) y Bassedas (73’ Sánchez); Asad y Flores, dirigidos por Carlos Bianchi. Lógicamente que se trataba del mejor Vélez de la historia.

Comienzan las acciones y la primera chance del partido fue para Vélez, por parte de Roberto Trotta que tuvo el gol clarísimo pero se le fue alta. Luego el trámite del partido fue muy parejo, sin merecimientos para ninguno pero con Vélez levemente superior. Aun así, el desarrollo del juego era de un nivel muy malo.

Hasta que promediando el segundo tiempo, José Tiburcio “Tiburón” Serrizuela sacó un potente tiro libre de muy larga distancia, José Chilavert despejó al córner, y de ese córner llegaría el gol rojo. Centro corto que despeja la defensa de Vélez, la pelota le queda a Guillermo “Luli” Ríos que la vuelve a meter al área, fue pasada para que Claudio Arzeno la baje, la tire fuerte al área chica, y es allí donde aparece Serrizuela para mandarla a la red. Iban 69 minutos de juego, y en los 20 restantes el Fortín empujó pero sin claridad hasta terminar el encuentro, para que Independiente se consagre Campeón.

El club lograba la coronación número 14 en el plano Internacional, la única copa internacional que le faltaba ganar, como dije al principio, y lo hacía en la séptima edición desde la fundación de la competencia. Ya había logrado la Libertadores en la quinta edición, la Interamericana en la tercera, la Intercontinental en la decimocuarta edición, y la Supercopa en la séptima.

En el futuro, al crearse la Copa Sudamericana, el Rojo la lograría conquistar en la novena edición. En consecuencia, cada copa internacional para equipos sudamericanos con tradición histórica, Independiente la pudo llevar a sus vitrinas a menos de 15 años de la creación de cada una.

Y aclaro lo de tradición histórica porque no estoy incluyendo copas como la Máster (tuvo dos ediciones), Nicolás Leoz (tuvo tres ediciones) o Mercosur (tuvo cuatro ediciones).

Por otra parte, el Rey de Copas se mantenía en el reinado de cantidad de Títulos Internacionales a nivel mundial, liderazgo que sostenía por tercera década consecutiva.

Recordemos que Independiente se convierte en el club con más títulos internacionales en 1974 superando a Real Madrid, se mantuvo solito en la cima hasta 1994 cuando Milan de Italia lo empata, pero ahora en 1995 una vez más supera a todos, y lo ampliaría una vez lograda la Supercopa de ese mismo año.

Finalmente hay que decir que con el título logrado en Japón frente a Vélez, ya casi culminaba el proceso de Miguel Brindisi al frente del equipo, porque dejaría el club el 20 de abril, asumiendo de forma interina Ricardo “Chivo” Pavoni, y luego Miguel Ángel “Zurdo” López.

Brindisi cruzaría la vereda para dirigir Racing, mientras que Independiente con López, a pesar de tener bastante rechazo por el hincha, seguiría escribiendo historia grande a finales de ese año 1995, al convertirse en el primer equipo extranjero en coronarse campeón en el mítico Estadio Maracaná.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es DIABLITO-para-SEPARADOR.jpg

Les dejo el video resumen del partido:

Colaboración: Hernán Paglieri-Vicepresidente Peña Roja Daniel BertoniSan Andrés de Giles

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Destacadas

PROGRAMA 2206 de Correo Independiente

Radio Roja 195.7

asd

More in Efemérides