Conectate con nosotros

Efemérides

Efemérides del 18 de Abril

No se puede amar lo que no se conoce. Las efemérides cuentan la enorme historia del Glorioso INDEPENDIENTE de Avellaneda.

1948Independiente inicia la competencia oficial del año de la mejor forma que lo que podría soñar, porque un día como hoy, por la primera fecha del Campeonato de Primera División 1948, recibe a Rosario Central y lo destroza al ganarle por 10 a 2, siendo la máxima goleada histórica entre estos dos equipos. Además, fue la tercera máxima goleada del Rojo en toda su historia, por detrás del 11 a 1 a Platense del Metropolitano 1971, y el 9 a 0 sobre Almagro en 1938.

El aluvión de goles comenzó rápidamente, a los 3 minutos con gol de Camilo Cervino, a los 8’ Vicente De la Mata, repite Cervino a los 25’, y Juan Manuel Romay suma otros dos a los 30’ y 39 minutos para irse al descanso 5 a 0. El partido estaba sellado pero el Rojo no tuvo intenciones de frenar su ritmo, y fue así que ya a los 47’ Romay marca el sexto tanto y tercero de su cuenta personal, Reinaldo Mourín se suma a la lista a los 49’, Cervino también llega a su triplete a los 56’ y ya estando 8 a 0 llegan los descuentos de la visita, marcando Alejandro Mur a los 81’ y Antonio Vilariño a los 83’. A pesar de estar totalmente cerrado el partido, Mario Fernández se agregó a la goleada con un doblete, a los 84’ y 86 minutos, decretándose de esa forma el 10 a 2 final.

El equipo completo de la jornada fue: Osvaldo Simonetti; Manuel Eiras y Antonio Arrigo; Benito Rivas, Eduardo Castro y José Pedro Batagliero; Camilo Cervino, Vicente De la Mata, Juan Manuel Romay, Mario Fernández y Reinaldo Mourín, con Fernando “Tarzán” Bello como D.T.

Triunfo categórico e inicio prometedor del equipo, que en aquel campeonato terminaría coronándose campeón. Recordemos que sobre el final de aquella competición, Independiente y los demás clubes jugarían con sus equipos de reserva, ya que se produjo una huelga masiva de futbolistas profesionales, y posteriormente la gran migración de los mismos hacia países como México y Colombia principalmente. Pero ya habrá tiempo para hablar sobre ese tema.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es DIABLITO-para-SEPARADOR.jpg

1972Independiente logra el primer triunfo en la segunda fase, o fase semifinal, de la Copa Libertadores de 1972, al vencer en Avellaneda a Barcelona de Ecuador por 1 a 0, con gol de Manuel Rosendo Magán a los 33 minutos.

Aquel día el equipo formó con: Miguel Santoro; Eduardo Commisso, Miguel López, Francisco y Ricardo Pavoni; José Pastoriza, Miguel Raimondo y Alejandro Semenewicz; Agustín Balbuena, Manuel Magán y Hugo Saggioratto, mientras que el D.T. era Pedro Dellacha.

El encuentro solamente duró 33 minutos, es decir, hasta que Independiente hizo el gol. La razón fue el reclamo desmedido del conjunto ecuatoriano tras el gol, y lo más insólito fue la variedad de fallos que solicitaban. Algunos aludían mano de Saggioratto, otros, mano de Magán, uno falta de Pastoriza, ¿Quieren más? Bueno, hubo jugadores ecuatorianos que pedían penal para Independiente, sí, así como leen, decían que antes del gol la pelota pegó en la mano de un defensor propio y que había que sancionar penal.

La jugada fue normal, un centro de Eduardo Commisso que supera a Pastoriza y su marca (que chocan y se caen), la pelota llega a la posición del defensor Cárdenas, quien apurado por Saggioratto intenta bajarla de pecho en lugar de rechazar, pero no hizo más que mandar la pelota hacia la posición de Manuel Magán, que define de gran manera con un zurdazo a la red. La crónica de El Gráfico fue categórica, diciendo que el gol fue totalmente legítimo, y el reclamo fue hasta cómico.

Pedro León y el legendario delantero, Alberto Spencer, fueron de los más efusivos en los reclamos contra el juez uruguayo Ramón Barreto, quien los expulsó a ambos y terminó dando por terminado el encuentro cuando todo el equipo de Barcelona abandonó el campo de juego. La revista Goles hizo mención a una burla para el público y dividió culpas, también haciendo mención al comportamiento desconsiderado de los jugadores ecuatorianos.

Así las cosas, el Rojo se mantenía invicto en la Copa, porque había superado claramente la fase de grupos con 4 triunfos y dos empates, mientras que en ésta segunda fase venía de empatar en Ecuador con Barcelona, restándole jugar de visitante y de local frente a San Pablo de Brasil, para terminar de definir quién sería el líder de la fase y obtenga el derecho a disputar la final.

Colaboración: Hernán Paglieri-Vicepresidente Peña Roja Daniel BertoniSan Andrés de Giles

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Destacadas

PROGRAMA 2206 de Correo Independiente

Radio Roja 195.7

asd

More in Efemérides