Conectate con nosotros

Noticias

Albeiro Usuriaga, en nuestro recuerdo… siempre

Para nosotros siempre fué Albeiro. En este video, desde su Colombia natal, lo escriben Alveiro. Con «V» corta o con «B» larga, un crack de Independiente.

El miércoles 11 de febrero del 2004, el Palomo fue asesinado de 13 balazos por un sicario, en la esquina de su casa, cuando estaba jugando con amigos a las cartas y al dominó, días antes de viajar a Japón. Un día antes, su hermana había recibido una llamada advirtiéndole lo que iba a suceder.

Este lunes 11 de febrero, se cumplieron 15 años de esa muerte absurda.

El diario colombiano El País, de Cali, recorrió la vida del Palomo Alveiro Usuriaga López, a través del barrio 12 de Octubre, donde empezó y terminó su leyenda.

 “La Jaula del Palomo” es un duro documental sobre su vida, realizado por los periodistas Jorge Enrique Rojas, Hugo Mario Cárdenas López y César Polanía, (duración de 18’ y 44”). Del mismo participan Ricardo Gareca, Miguel Ángel Brindisi, además de amigos, familiares y ex compañeros del colombiano.

Jugó en América de Cali, Deportes Tolima y Cúcuta. Se consagró en Atlético Nacional, campeón de la Copa Libertadores de 1989. Viajó a España para jugar en el Málaga, pero no se acostumbró al frío europeo. Volvió a su país, para jugar en América de Cali y nuevamente fue figura y campeón.

Por sus grandes actuaciones, Héctor Grondona lo trajo a Independiente, en donde le bastó poco más de un año para conquistar a la gente del Rojo.

“Fue un grande verdaderamente, porque lo confirmó a nivel internacional. Con él ganamos la Supercopa contra el Boca de Menotti, que tenía un equipazo, y el ‘Palomo’ era nuestra carta de triunfo. Para ese plantel fue la incorporación más importante que tuvimos: al cuarto partido fue titular y no faltó nunca. La magia del ‘Palomo’ era la impronta, la impronta que tenía en velocidad, y una explosión que marcaba diferencia”, dice Miguel Ángel Brindisi, en el documental, quien fue el técnico que lo recibió en Independiente. Allí también ganó el Torneo Clausura de 1994.

Después de Independiente, pasó por Necaxa de México, Barcelona de Ecuador y Santos de Brasil. En 1996 volvió al Rojo, y en 1997 se fue hacia Colombia, para jugar en Millonarios y Atlético Bucaramanga. Luego volvió a la Argentina para vestir las camisetas de General Paz Juniors y All Boys. Y también pasó por Sportivo Luqueño de Paraguay. Su último club fue Carabobo de Venezuela.

Su asesinato fue ordenado por Jefferson Valdez Marín, jefe de una banda de sicarios conocida como «La Negra». Según autoridades policiales, el mítico jugador colombiano mantuvo una relación con la ex pareja del delincuente, motivo por el cual este ordenó su muerte.

Campeón, goleador y dueño de un talento inolvidable… sus goles, sus gambetas, su velocidad… su blanca sonrisa… 15 años después, su recuerdo es cada vez más grande.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Destacadas

PROGRAMA 2206 de Correo Independiente

Radio Roja 195.7

asd

More in Noticias

WhatsApp chat