Conectate con nosotros

Fútbol

CACHETAZO A LA ILUSIÓN.

El Rey de Copas no encuentra el rumbo…

Independiente perdió por goleada en La Plata. Fue un categórico 3 a 0 a favor del Pincha que fue superior en todo el partido. Debutaron Alexander Barboza y Lucas Romero.

Hace rato que la ciudad de las diagonales le es esquiva al Rojo. Esa es una realidad sin lugar a duda. Ahora bien, ¿qué hace Independiente para cambiar esto? Poco y nada parece. Hay que cambiar el chip de una buena vez.

 Si bien es cierto que Estudiantes no fue una maquina ni mucho menos, en todo el encuentro (o casi…) fue más que la visita. ¿Qué le pasa al equipo de Beccacece? No es fácil de determinar. Aun ni siquiera se acerca a lo que la mayoría de los hinchas esperan. Ni siquiera los nuevos debutantes (Barboza y Lucas Romero) pudieron darle un poco de aire fresco a este equipo. El Rojo casi no llego con peligro en la primera etapa. Un primer tiempo que fue muy trabado, donde Estudiantes se sintió más cómodo y se aproximó más al arco de Campaña. Pero casi siempre con centros y pelotazos cruzados. Igualmente, como pasa muchas veces, sobre el final de los primeros cuarenta y cinco Néstor Pitana no cobro  un claro penal a favor del Rojo (una mano que se vio desde Avellaneda tras un buen centro de Palacios al área). Y así se fueron al descanso empatando en cero.

 El segundo tiempo fue fatal para los dirigidos por Beccacece. Un rebote de Campaña tras un remate de media distancia a los dos minutos permitió que Ángel González decretara el uno a cero. Independiente no tenía reacción. Intentaba salir jugando pero rápidamente caía en el pelotazo sin sentido. No lograba asociar a sus volantes ni tampoco tenía salida por las bandas. Ni Figal ni Sánchez Miño jugaron un buen partido. Cecilio no apareció al igual que no lo hizo Benítez (que fuera reemplazado por Roa que tampoco mostró nada). Falta alguien que tome la manija en el mediocampo (Blanco no termina de convencer para ese rol). Por otra parte Silvio Romero volvió a desentonar, aunque en esta ocasión casi no le llego la pelota con claridad. A los veintisiete minutos Diego García ponía el dos a cero que parecía ser una diferencia difícil de modificar teniendo en cuenta el flojo nivel futbolístico del Rojo. Y así fue nomas. Tampoco cambio en nada la inclusión de Chávez en los últimos quince minutos. Y por si fuera poco a los treinta y ocho Kalinski convirtió el tercero para sellar la goleada del equipo de Gabriel Milito. Goleada y cachetazo a la ilusión.

 Esperemos estar a tiempo. Es en estos momentos donde debe primar la cordura o no vamos a ningún lado bueno. Habrá que ganar el sábado que viene contra Colon y el pendiente con Newells (todavía sin fecha confirmada) para acomodarnos un poco en la Superliga. Es verdad que recién empieza pero no podes dormirte si aspiras a ganarla. Claro que para esto el DT deberá lograr que el equipo mejore muchísimo en el funcionamiento colectivo y además tendrá que encontrar el once ideal (en los grandes equipos de la historia hay titulares y suplentes bien determinados).  Esperemos no dejar pasar más oportunidades como hasta ahora. Que así sea.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Destacadas

PROGRAMA 2206 de Correo Independiente

Radio Roja 195.7

asd

More in Fútbol

WhatsApp chat