Conectate con nosotros

Fútbol

Cónclave Moyano, Tinelli, D’Onofrio con la mira en Superliga y AFA

Los presidentes se reunieron el lunes por la tarde en el Microcentro. La reunión fue convocada para hablar de las dificultades económicas que atraviesan sus clubes ante los vaivenes de la economía argentina y para hacer frente a las amenazas de huelga de Sergio Marchi. Sin embargo, más allá de la coyuntura, a los tres los une la idea de que Boca domina el fútbol y que es hora de corregir esas diferencias. Ven a un Angelici débil y creen que es momento de actuar. Se ilusionan con el apoyo de Alberto Fernández. ¿Van por Superliga y AFA?

POR PABLO JIMÉNEZ

Las PASO definieron mucho a nivel nacional, pero también en el mundo del fútbol. Algunos quedaron bien parados y otros muy preocupados. También están los que quedaron colgados y ahora, cuando ven que los melones se acomodan sacan la cabeza y empiezan a jugar con el panorama más claro.

Por la tarde del lunes se dio una reunión entre el presidente de River, Rodolfo D’Onofrio; el presidente de Independiente, Hugo Moyano; y el vicepresidente de San Lorenzo, Marcelo Tinelli. El cónclave tuvo lugar en la sede de Caminos Protegidos, en Bernardo de Yrigoyen al 600. Formalmente, la reunión fue para hablar del momento económico que pasa el fútbol, de lo complicado que están muchos clubes principalmente para afrontar contratos en dólares tras la devaluación y de las amenazas de Sergio Marchi de hacer una huelga en caso de que se generalicen los conflictos de pagos a los planteles tal como ocurrió el último fin de semana con Rosario Central.

Justamente este martes, habrá un mano a mano entre el presidente de Superliga, Mariano Elizondo, y Marchi en Puerto Madero, del que participarían también algunos presidentes y miembros de la Mesa directiva de Superliga. Según, confiaron a Doble Amarilla fuentes cercanas a los presentes en la reunión de ayer, la idea era definir una postura conjunta de los tres equipos para tirarla arriba de la mesa en la reunión con el sindicalista. El encargado de expresarla sería Yoyo Maldonado, mano derecha de Moyano.

La preocupación de estos dirigentes que participaron de la reunión luce lógica. Justamente son titulares de clubes que padecen problemas financieros, principalmente para hacer frente a contratos en dólares. Como ya contó Doble Amarilla, la auditoría de Superliga está siguiendo de cerca a Independiente luego de detectar algunas inconsistencias en los pagos declarados. San Lorenzo es otro club que viene desde hace dos años naufragando entre problemas financieros que incluye una buena cantidad de cheques rechazados por falta de fondos. En tanto, River, volverá a presentar un balance deficitario y hoy tiene retrasos en pagos de algunos compromisos con referentes del plantel y cuerpo técnico.

Pero el cónclave no fue sólo por la preocupación sobre la economías de sus clubes. Estos tres dirigentes tienen en la mira a Superliga y AFA desde hace tiempo. Hay algo que los tres repiten de memoria: no puede ser que Boca sea el club que mayor peso tenga tanto en Viamonte como en Madero. Y por eso, entienden que hay que cambiar el orden de juego

Para entender el presente hay que hacer un poco de historia reciente. Tras el 38-38, Tapia fue el dirigente que más apoyo consiguió para quedarse con el viejo sillón de Grondona. Ante una virtual derrota, Tinelli se bajó de la pelea por Viamonte. El acuerdo tácito que selló la rosca en ese momento era: Tapia (y Angelici) a la AFA, Tinelli (y D’Onofrio) a la Superliga. En ese momento, quienes se refugiaban en Madero soñaron con una independencia de AFA casi utópica que jamás llegó. Finalmente, aduciendo problemas de salud, Tinelli se bajó de todo y se eligió a Elizondo como presidente del ente que iba a nuclear a la Primera. Para compensar la ausencia de River y San Lorenzo en AFA, se acordó que las vicepresidencias de Superliga iban a ir a manos de esos clubes. Es por eso que Jorge Brito y Matías Lammens fueron electos vice primero y segundo. Sin embargo, el poco compromiso de los vice hizo que en estos dos años de vida Boca vaya ocupando un lugar central en Superliga de la mano de la rosca del propio Angelici y de Matías Ahumada, hoy tesorero de Boca y de Superliga.

River, Independiente y San Lorenzo están convencidos que hoy el poder en Superliga lo tiene Boca. Tinelli lo vivió en carne propia hace pocos meses. Acorralado por la quita de puntos a San Lorenzo dictada por el Comité de Disciplina de Superliga debido al incumplimiento en los pagos al plantel, el conductor tuvo que recurrir a Mauricio Macri para intentar revertir una situación que lo dejaba muy comprometido deportivamente. Macri levantó el teléfono y le encomendó a Angelici que ejerciera presión sobre los jueces del tribunal de Apelaciones para que sancionaran a San Lorenzo, pero que no le quitaran unidades. Así en un fallo vergonzoso por su digitación, los jueces Eduardo Taiano, Ricardo Pahlen Acuña, Juan Pablo Mas Velez y Luis Miguel Incera dictaron una sentencia a medida del pedido de Macri-Angelici para no complicar a San Lorenzo. Ahí Tinelli terminó de entender que la estrategia de Lammens de no participar de Superliga terminó agigantando la figura de Angelici en Madero.

Hace menos de un mes, varios dirigentes fueron testigos de la furia de Independiente para con la distribución de poder real en Superliga. En una de las tantas reuniones paralelas al Comité Ejecutivo en las que se planteaban desde la baja de descensos, la suavización del fair play financiero y se cuestionaba el contrato con Fox y Turner, algunos dirigentes pudieron escuchar a Yoyo Maldonado quejarse abiertamente y hasta lanzar: “si se va este Gobierno, hay que correr a Boca de Superliga”. El comentario que en ese momento sorprendió, hoy toma más vigencia que nunca.

Algo similar le ocurrió a Rodolfo D’Onofrio, cuando vio que un grupo de dirigentes medianos y chicos pusieron en jaque el orden la Superliga, primero reclamando la eliminación inmediata de los promedios y luego pidiendo (y consiguiendo) la reducción de la cantidad de descensos vía una reforma estatutaria. Pero el momento que más inquietó al presidente de River fue cuando hace 3 semanas, un pequeño grupo de dirigentes envalentonado con el triunfo de la modificación de los descensos intentó imponer un “debate sobre tablas” respecto a la necesidad de repartir todo el dinero que genera el contrato de TV en partes iguales entre todos los equipos, algo que claramente perjudicaría a los millonarios. Es que hoy los clubes medianos y chicos se avivaron que juntando 13 voluntades pueden llegar a conseguir algunos beneficios antes impensados. En Núñez, dicen que ahí D’Onofrio se dio cuenta que el papel de Brito en la Mesa directiva de Superliga era al menos pobre para los “intereses de River”.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Destacadas

PROGRAMA 2206 de Correo Independiente

Radio Roja 195.7

asd

More in Fútbol

WhatsApp chat