Conectate con nosotros

Fútbol

¿Por qué Beccacece cambió de decisión?

En Olé te contamos qué sucedió para que el DT de Independiente modificara su postura inicial respecto a la sanción sobre Pablo Pérez.

Favio Verona

El teléfono no paraba de sonar y parecía estar a punto de estallar. Sebastián Beccacece vivió una madrugada muy agitada. Su decisión inicial de relegar a Pablo Pérez produjo un incendio más grande de lo que él esperaba.
Durante la noche del lunes, el entrenador les pidió a los directivos que subiesen a las redes del club un comunicado para hacer pública la determinación de no contar más con el experimentado volante. Fueron varias las charlas que el técnico tuvo con el vicepresidente de Independiente, Pablo Moyano, y el secretario general, Héctor Maldonado. Los dirigentes le sugirieron tomarse u​n tiempo prudencial antes de bajar el martillo. Impidieron la publicación de dicho texto, que ya estaba escrito. Y procuraron esperar a que baje un poco la bronca para pensar en frio.

Esta mañana, la Comisión Directiva siguió en contacto permanente con Beccacece. La decisión que hizo trascender el cuerpo técnico generó un efecto negativo en gran parte del público. En las redes sociales, termómetro popular de estos tiempos, se advirtió mucho más rechazo que aceptación. Los dirigentes le aclararon al entrenador que iban a respaldar las medidas que considerase necesarias, pero le reclamaron que se tome un tiempo para meditar los pasos a seguir y que reflexione. En síntesis: notaron que se estaba generando un problema más grande del que ya de por sí había.
Antes del entrenamiento de este martes, Pablo Pérez se acercó al técnico y ambos mantuvieron una larga conversación. El jugador luego reunió a todo el plantel y pidió disculpas por la reacción que tuvo en el amistoso del entretiempo ante Lanús. Como consecuencia de todos esos factores, Beccacece leyó la jugada, decidió dar marcha atrás y aplicar una medida disciplinaria mucho más laxa (no lo convocará por dos partidos). Lo de Nicolás Domingo, en cambio, siempre se trató de una cuestión futbolística. El arrepentimiento y la actitud del jugador fueron fundamentales para cambiar el final de una historia que parecía juzgada.
Los directivos respiraron aliviados. De esta forma lograron controlar un poco las llamas que amenazaban con propagarse en un momento inoportuno. Eso sí: para apagar definitivamente el fuego Independiente deberá ganarle el sábado a Atlético Tucumán. De lo contrario no va a ser fácil simular que aquí no ha pasado nada.


Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Destacadas

PROGRAMA 2206 de Correo Independiente

Radio Roja 195.7

asd

More in Fútbol

WhatsApp chat