Conectate con nosotros

Fútbol

EL ROJO le GANÓ al CICLÓN

Con doblete de Silvio Romero superó dos a uno al equipo de Boedo.

Necesitaba este triunfo. Ya no podía perder darse el lujo de dejar de sumar de a tres. Sobre todo jugando de local. Pero a veces cuando no te sale una, todo cuesta mucho más. Pareciera que en el mundo Independiente en los últimos tiempos si no se sufre no vale. Y esta no fue la excepción. Gano pero sufrió hasta el final. Aunque por supuesto que valió la pena…de eso no quedan dudas.

El primer tiempo no fue para nada bueno. Ninguno de los dos lograba ser lo suficientemente peligroso para el otro. Aunque Independiente arrimaba más que su rival pero sin preocupar demasiado a la defensa azulgrana. Y pesar de que gran parte de esa primera mitad fue chata y aburrida a los cuarenta y tres minutos en una jugada de otro partido tras un gran centro al ras de Sánchez Miño el Rojo pudo abrir el marcador gracias a una excelente definición de Silvio Romero. Ganaba Independiente y se iría al descanso con una victoria parcial que quizás por el desarrollo del primer tiempo no pensaba conseguir.

La ejecución del penal de Silvio Romero

El segundo tiempo empezó con un San Lorenzo que intentaba más y un Independiente que se replegaba un poco para tratar de definirlo de contra. A los cinco minutos el Ciclón encontró el empate transitorio. Otra vez la defensa volvió a fallar al dejar solo a Oscar Romero que no dudo en la definición de la jugada para convertir y volver el partido a foja cero. Pero si bien San Lorenzo parecía un poco más en esos minutos iniciales el local nunca dejaba de intentar. Fue a los quince del complemento que tras una mano en el área el árbitro (de flojo partido) cobró penal para Independiente que Silvio Romero de gran definición se encargó de cambiar por gol y poner el dos a uno que sería definitivo.

El abrazo de todos por el segundo de Silvio

A partir de ahí los dos a su manera y con pocas ideas intentaban lastimarse. San Lorenzo buscó un empate que nunca pudo conseguir y el Rojo trató de cuidar el resultado y a la vez estirarlo. No pudo lograr lo segundo pero sí lo primero: ganó con sufrimiento hasta el final, pero a la larga tuvo su premio. Merecido porque nunca bajo los brazos, porque siempre trató de empujar y de ser más que su rival. Por momentos pudo hacerlo y en otros pasajes del partido no fue así. El partido se terminó desluciendo más aun con las expulsiones del ingresado Palacios y de Coloccini, pero lo más importante fue que los tres puntos quedaron para Independiente.

  Si bien todavía quedan muchas cosas por pulir y mejorar en esta etapa de transición mientras se sigue esperando por la secretaria técnica (que se hace desear y mucho) lo importante fue que se volvió al triunfo. Después habrá lugar para el análisis más profundo. Pero era primordial ganar y se ganó. Claro está que el proceso de cambio parece que va a costar más de lo que podamos pensar. Los dirigentes deberán hacerse cargo de una vez por todas de sus errores en materia futbolística. Deberán entender de una vez por todas, que el fútbol tiene que estar en manos de gente idónea que sepa lo que se necesita para volver a poner a Independiente en el lugar que corresponde. Que así sea.

FORMACION DE INDEPENDIENTE:

Martín Campaña; Nicolás Figal, Alan Franco, Gastón Silva y Juan Sánchez Miño;  Pablo Pérez, Lucas Romero y Andrés Roa;  Martín Benítez, Silvio Romero y Cecilio Domínguez.

D.T.:   Fernando Berón

Suplentes: Milton Álvarez, Alexander Barboza, Carlos Benavídez,  Nicolás Domingo, Domingo Blanco, Sebastián Palacios y Cristian Chavez.

Goles:  P.T. 42’ S. Romero (I).  S.T.:  5’ O. Romero (SL) y 16’ S. Romero (I) de penal.

Cambios:   S.T.: 18’ D. Blanco por A. Roa. 23’ N. Domingo por P. Pérez y 28’ S. Palacios por M. Benitez.

Amarillas: P.T.: 24’ Herrera Mansilla (SL) y 30’ A. Roa (I). S.T.: 6’ O. Romero (SL),  6’ P. Pérez (I), 8’ Arias (SL), 21’ M. Campaña (I), 21’ N. Figal (I), 31’ Vergini (SL), 31’ N. Domingo (I)

Expulsados: S.T. 48’ Coloccini (SL) y S. Palacios (I).

Árbitro: Patricio Loustau  (mal). Motivos: No midió con la misma vara las amarillas para uno y otro equipo. No expulsó a Arias por la mano en el penal cuando ya tenía amarilla. No cobró el segundo penal sobre Silvio Romero. Puso 9 amarillas solo para emparejar y que el partido no se le fuera de las manos. Le faltó personalidad.

Cancha:  Estadio Liberadores de América.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Destacadas

PROGRAMA 2206 de Correo Independiente

Radio Roja 195.7

asd

More in Fútbol

WhatsApp chat