Conectate con nosotros

Fútbol

EL ROJO NO PUDO CON EL TALADRO

Perdió uno a cero en Avellaneda. Final caliente con muchos insultos.

En materia futbolística todo es posible, o casi todo. Hay veces que sin un proyecto serio o sin hacer las cosas del todo bien se te pueden dar los resultados igual. O por que no hasta llegar a ganar algún título. Todo es relativo nada es absoluto.

Pero lo cierto es que eso no se puede sostener en el tiempo. Es algo ocasional, se tienen que dar muchas cuestiones. Para sostener un equipo ganador, un club modelo, hay que hacer las cosas bien, hay que tener un proyecto serio y saber a dónde se quiere ir. Y esto no viene pasando últimamente en Independiente. No hay un rumbo fijo. A veces no alcanza solamente con improvisar o incluso con buenas intenciones. Y ayer por la noche la gente explotó.

 El partido con Banfield  había comenzado con Independiente tratando de ser el dueño de la pelota y de intentar lastimar al rival desde el inicio. Pero la realidad es que no tuvo mucha claridad y tampoco pudo inquietar demasiado el arco del taladro que además contaba con un Arboleda más que seguro. Apenas un remate de Benítez de media distancia y una bastante clara que no pudo definir bien Silvio Romero. El resto eran simplemente aproximaciones. Banfield se defendía y buscaba aprovechar alguna contra. Pero tampoco inquietaba demasiado. Muy chato y aburrido el primer tiempo que terminó sin que ninguno de los dos pudiera sacar alguna ventaja.

Domingo Blanco, uno de los que más intentó. Lo golpearon mucho. El árbitro cobró poco.

 La segunda mitad fue bastante parecida. Independiente intentando sin ideas y el equipo de Falcioni haciendo lo que mejor le sale: defenderse. La diferencia estuvo que en el complemento si llego al arco de Campaña (sobre todo en los primeros minutos) y este respondió muy bien evitando la caída de su arco.

Fabricio Bustos frenando a Lollo

Pero fue solamente hasta los veintidós minutos cuando de una pelota parada (tiro de esquina) Luciano Lollo aprovecho la tibieza de la defensa y a un Campaña que en esta sí dudo un poco y decreto el uno a cero que sería definitivo. El equipo de Berón no supo encontrarle la vuelta al partido y Banfield que se venía defendiendo desde el comienzo del encuentro se animó un poquito más.

Independiente no encuentra el rumbo y sigue desperdiciando chances en una Superliga muy pareja en la cual podría estar peleándola tranquilamente. Para colmo de males la gente explotó en el final,  hubo insulto para casi todos menos para Berón. Ni Hugo Moyano se salvó esta vez.

Y es la primera ocasión en casi cinco años y medio de gestión que sucede. Pero lamentablemente la primera reacción del actual presidente no fue la mejor: trató de boludos a los socios que expresaron su malestar.

Después se podrá discutir si está bien o mal que el socio o el hincha insulte, es cierto. Pero un dirigente debe siempre respetar al socio (al que lo votó y al que no…). Triste final en todo sentido. Ojala todo empiece a encaminarse para el bien de Independiente. Que así sea.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Destacadas

PROGRAMA 2206 de Correo Independiente

Radio Roja 195.7

asd

More in Fútbol

WhatsApp chat