Conectate con nosotros

Fútbol

VERGÜENZA en el CLÁSICO

Independiente perdió 1 a 0 con Racing. Jugó uno de los peores clásicos de su historia. Durante casi todo el segundo tiempo tuvo dos hombres de más y ni así pudo.

No se puede creer. O quizás sí. Lo mal que jugó Independiente el clásico de Avellaneda,  es indescriptible. En ningún momento del partido estuvo a la altura del mismo. Ni aún cuando las circunstancias del juego lo pusieron con dos jugadores de más. Son derrotas que duelen y que tardaran mucho tiempo en cicatrizar. ¿Ya ni con los vecinos podemos ser superiores? Que te pasa Independiente…

 El partido empezó con el local intentando ser el protagonista, cosa que fue logrando a medida que iban pasando los minutos de juego. Independiente no encontraba la pelota en el medio campo y ahí es donde el equipo de Beccacece empezaba a marcar la diferencia. Para colmo los dirigidos por Pusineri no podían ensamblar una sola jugada colectiva que generara peligro en el área rival. Pero en el peor momento del Rojo el local se quedaba con diez por la expulsión del arquero Arias (bien expulsado). Parecía que el partido podía cambiar. Pero más allá de eso el primer tiempo termino en cero.

 El segundo tiempo empezaba con otro guiño para Independiente. En la primera jugada iba a ser expulsado Leonardo Sigali y Racing se quedaba con nueve jugadores. Todo quedaba servido en bandeja para que el Rojo pudiese ganar el partido. Pero claro para eso debía mejorar en el juego, generar más situaciones de gol y por supuesto quebrar el arco que ahora defendía Javier García. Pero nada de eso pasó. Lo que si pasaban eran los minutos e Independiente solo intentaba aprovechar los espacios que el local le cedía por obvias razones pero no tenía la suficiente profundidad para quebrar a la defensa rival. Y para colmo a los cuarenta y uno del complemento llegó lo que parecía imposible a pesar del mal partido del Rojo:  los locales se ponían en ventaja. Marcelo Díaz ponía el uno a cero que sería definitivo. Luego el árbitro compensaría con las expulsiones de Lucas Romero y Cecilio Domínguez para que ambos equipos terminaran con nueve. Y a pesar de los nueve minutos de adicionado no hubo tiempo para más.

 Lo de Independiente a esta altura va más allá de lo futbolístico. Es cierto que esta vez Lucas Pusineri se equivocó en el planteo y quizás también en algún cambio. Pero este presente es consecuencia de malas decisiones de parte de la dirigencia. Es hora de hacerse cargo. Sin duda, por cómo se dio el partido, debe ser una de las derrotas más duras en el clásico que hemos tenido. Esperemos que sea solo un tropezón y no una caída. Pero para eso tenemos que entender que es el momento de ponerse los pantalones largos y tomar decisiones de fondo priorizando a Independiente. Basta de improvisar sobre la marcha. Hay que empezar por asumir los errores y ahí quizás empecemos a cambiar las cosas. Que así sea.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Destacadas

PROGRAMA 2206 de Correo Independiente

Radio Roja 195.7

asd

More in Fútbol

WhatsApp chat