Conectate con nosotros

Primera División

Efemérides del 25 de Noviembre

No se puede amar lo que no se conoce. Estas efemérides son parte de la brillante historia del Glorioso INDEPENDIENTE de Avellaneda.

1973 – El primer equipo de Independiente se encuentra en Italia a la espera de lo que sería uno de los partidos más importantes para su historia, me refiero a la final de la Copa Intercontinental 1973 frente a Juventus.

Pero mientras tanto en Argentina, se seguía disputando el Torneo Nacional, e Independiente debía hacer frente a sus compromisos con lo que tenía disponible, ya que no le permitieron postergar partidos. Lógicamente, en esas situaciones jugaban juveniles que formaban parte de la reserva, y un día como hoy toca visitar a Gimnasia y Esgrima de Jujuy por la fecha 12, siendo el resultado final 2 a 2 con un doblete de Rubén González para el Rojo y para el local un doblete de Oscar Ochoaizpur.

En ese encuentro, se produjo el debut en Primera División y en el arco del Rojo, de Esteban Ernesto Pogany, “El Gringo o El Potro”, que había llegado a las inferiores del club en 1970 proveniente de su ciudad natal San Nicolás, gracias a una prueba de futbolistas que allí realizó Roberto “Pipo” Ferreiro.

Fue Fernando “Tarzán” Bello el que lo hizo debutar, que se había quedado a cargo del equipo mientras el D.T. “Pipo” Ferreiro estaba en Italia. Se trató también del último partido como D.T. del Rojo para el legendario arquero, multicampeón al lograr todos los primeros títulos profesionales para el club.

Pogany jugaría para el Rojo hasta 1981, interrumpido por un breve paso a préstamo de 6 meses a Belgrano, en 1975, mientras que en el tiempo restante alternó en su puesto con muchos arqueros de gran nivel como Carlos Gay, José Pérez, Ramón Quiroga, Roberto Rigante y Héctor Baley.

Hace un mes he repasado la carrera del “Gringo” por motivo de su cumpleaños, pero aun así vale recordar que jugó más continuadamente a fines de la década del 70, como por ejemplo en 1979, completando 125 partidos y 3 penales atajados, en una época donde se incorporaban arqueros de trayectoria pero terminaba atajando él. Fue parte de los planteles que ganaron las Copas Libertadores 1973 y 1974, la Intercontinental de 1973 (aunque obviamente no viajó a Italia), las Interamericanas de 1973, 1974 y 1976, y los Torneos Nacionales de 1977 y 1978.

Era un atajador nato, su fuerte era permanecer bajo los tres palos y desde allí volar para proteger su arco. En 1981 deja Independiente y pasa a Huracán, donde fue titular por un año, yendo luego a Independiente pero el de Santa Fé, en Colombia, País donde también atajó para Unión Magdalena y Atlético Junior.

Regresa a mediados de los 80 a la Argentina jugando para Deportivo Español, luego Racing, Banfield, San Lorenzo, hasta que va a Boca desde 1989 hasta 1994, siendo parte del plantel que ganó la Supercopa 1989, Recopa 1990, el Apertura 1992, y suman las famosas “copas” internacionales que contabiliza Boca, aunque luego de la época gloriosa de Bianchi muchos de sus propios hinchas reconocen la vergüenza de sumar esos títulos, me refiero a la Copa Máster y Leoz.

Finalmente Pogany juega en Ferro y Atlético Tucumán hasta retirarse en 1996. Ya fuera de la actividad se hizo técnico, ayudante de campo, periodista, y entrenador de arqueros. Otro dato interesante, es que fue nombrado el primer instructor de arqueros del continente por la FIFA.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es DIABLITO-para-SEPARADOR-1.jpg

2010Explota de público el Libertadores de América, más que nunca desde su inauguración en 2009, con miles de hinchas ansiosos por tratarse del partido de vuelta de semifinales de la Copa Sudamericana 2010. El rival era el campeón vigente, Liga Deportiva Universitaria de Quito, que había ganado en la ida por 3 a 2, en un partido que ya tuvo efeméride pero recordemos que fue un gran resultado, porque el Rojo comenzó perdiendo por tres goles y logró una buena remontada.

Salen a la cancha, bajo un recibimiento estremecedor de los hinchas: Hilario Navarro; Julián Velázquez, Eduardo Tuzzio y Leonel Galeano; Nicolás Cabrera, Roberto Battión (82’ Maximiliano Velázquez), Hernán Fredes y Lucas Mareque; Martín Gómez (60’ Fernando Godoy), Andrés Silvera y Facundo Parra (90’ Carlos Matheu), con “el Turco” Antonio Mohamed como D.T. Mientras que Edgardo Bauza, D.T. de la visita, puso en cancha a: Cevallos; Guagua, Norberto Araujo y Calderón; Reasco, De la Cruz, Urrutia, William Araujo y Chila; Salgueiro y Barcos. 

Arranca muy bien Independiente que se pone en ventaja a los 26 minutos, cuando un tiro de esquina de Cabrera es despejado, pero fuera del área en el rebote la abren paraLeonel Galeano, que de cabeza la mete al segundo palo y, también de cabeza, es Facundo Parra quien la manda a la red. Sin embargo a los 45, cuando solo se había dado un minuto de tiempo adicional, fue Juan Salgueiro quien de zurda y desde fuera del área marca el empate para Liga de Quito y 1 a 1. Así termina la primera etapa, con el Rojo yéndose al descanso sabiendo que no le alcanzaba para acceder a la final.

Parece que en el entretiempo el equipo se concentró y se mentalizó en jugar esta semifinal como verdadera final, a estar atento a toda pelota y a todo error posible del rival, porque cuando apenas iban 30 segundos del segundo tiempo, Martín Gómez la llevaba por derecha y la pierde cuando encara hacia al medio, Urrutia recupera la pelota y cuando quiere abrirla hacia la izquierda para que Liga salga, Hernán Fredes le corta el pase. El rebote en la pierna de Fredes manda la pelota adentro del área, le va de frente a Néstor Silvera que se perfila para rematar pero fue el mismo Hernán Fredes quien siguió la pelota y, casi desde el punto de penal, define con zurda para poner a Independiente 2 a 1 arriba.

A partir de allí el equipo trató de correr el menor riesgo posible y apostar a alguna contra, se sostuvo el resultado, siendo importante como en cada partido Hilario Navarro, y con el pitazo final todo Independiente festejó enardecido, haciendo el estadio una auténtica caldera del diablo. El Rojo accedía a jugar una nueva final de copa internacional, algo que no sucedía desde la Recopa1996, en lo que fue la caída frente a Gremio de Brasil en Japón.

El otro finalista ya se conocía desde el día anterior, y se trataba de Goiás, un modesto equipo brasilero que realizó una Copa extraordinaria, eliminando a Gremio, Peñarol, Avaí de Brasil y Palmeiras en semifinales.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es DIABLITO-para-SEPARADOR-1.jpg

Les dejo dos videos de la clasificación, el primero de 5′ y el segundo más completo de 28′:

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es DIABLITO-para-SEPARADOR-1.jpg
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es DIABLITO-para-SEPARADOR-1.jpg

2017 – Por la fecha 10 de la Superliga 2017-2018, Independiente visita a Racing para disputar un clásico que será por siempre recordado.

El Rojo llegaba al partido luego de perder 4 días antes frente a Libertad de Paraguay, en el partido de ida de semifinal de la Copa Sudamericana, y el día 28 (tres días después a esta fecha), tenía que disputar el partido de vuelta necesitando la victoria para acceder a la final. A razón de ello, fue que para el clásico de barrio puso en cancha un equipo alternativo, que fue: Gonzalo Rehak (82’ Damián Albil,  por lesión); Gonzalo Asís (65’  Diego Rodríguez), Rodrigo Moreira, Fernando Amorebieta y Nicolás Tagliafico; Jonás Gutiérrez, Nicolás Domingo y Walter Erviti (39’ Néstor Breitenbruch, por lesión); Lucas Albertengo, Leandro Fernández y Juan Manuel Martínez, bajo las órdenes de Ariel Holan. Mientras que el local lo hizo con: Musso; Saravia (70’  Mansilla), Vittor, Barbieri y Soto (83’  Ojeda); Solari, González, Arévalo Ríos (45’  López) y Ibargüen; Martínez y Triverio, siendo Diego Cocca su D.T.

Comienzan las acciones y apenas 2 minutos Racing se pone de cara al gol, cuando un pase filtrado llega a Diego González que define a la red, pero fue inmediato que el juez de línea marca el fuera de juego, en una jugada realmente milimétrica, porque pareció estar en la misma línea que un defensor del Rojo que se encontraba lejos de la jugada. El Rojo le cedía el protagonismo al local, intentando mantener orden en defensa para no pasar sobresaltos, e incluso haciendo que Nicolás Domingo se meta entre los centrales siendo un quinto defensor, mientras que Racing no encontraba los caminos para llegar a tener situaciones de peligro.

Así fue hasta que sobre la media hora de juego, Egidio Arévalo Ríos abre la pelota sobre la derecha para salir con Sergio Vittor, quien se duerme sin hacer nada con la pelota y le llega en la presión Leandro Fernández, robándole el esférico y dejándolo desparramado en el suelo. Leandro comienza una gran corrida por izquierda directa al arco, nadie llega a marcarlo y continúa por largos metros hasta ingresar al área. Recién allí aparece un defensor de Racing intentando bloquearlo, pero Fernández saca un fuerte remate de zurda y cruzado, que se mete por el segundo palo haciendo inútil la estirada del arquero Juan Musso, 0 a 1 para el Rojo en su primera chance de gol, gracias a un notable Leandro Fernández.

Apenas 4 minutos después Independiente se queda con 10, porque Rodrigo Moreira que ya estaba amonestado, comete una falta sobre Lautaro Martínez y se la segunda amarrilla. Quedaba una hora de juego para que el equipo alternativo sostenga la diferencia lograda. El equipo se reacomoda sacando a Walter Ervitti para que ingrese Néstor Breitenbruch, y pudo ampliar la ventaja con un gran tiro libre de Fernández que Musso tapó muy bien. Por su parte Racing no pudo aprovechar el hombre de más hasta finalizar la primera mitad, aunque se hizo claro dominador de la pelota.

Para la segunda etapa el local puso más gente en ataque y se fue en busca del empate, con claro dominio de la posesión pero sin generar chances claras, mientras que el Rojo trataba de estar ordenado para defender y buscar una oportunidad de contragolpe. Racing tuvo su mejor oportunidad a los 69 minutos, con una gran jugada de Augusto Solari para asistir a Lautaro Martínez, quien remata al ángulo pero la pelota da en el poste.

A los 74 minutos Gonzalo Rehak saca del arco y siente un tirón, por ello inmediatamente queda en el suelo acusando una lesión. Luego de ser atendido por los médicos, el arquero juvenil del Rojo no quería salir del partido e intentaba mover su pierna para saber el estado de su dolencia, mientras que en banco de suplentes ya se movía Damián Albil, pero había que prestar atención al hecho de que solamente le quedaba un cambio al equipo. Finalmente Rehak intentó seguir en el campo siendo notorio su dolor, y hasta tapó bárbaro un remate de Andrés Ibargüen, pero ya a los 82 minutos no pudo soportar más y se concreta el cambio, ingresando quien era el tercer arquero del plantel. Recordemos que Damián Albil se encontraba en Central Córdoba de Santiago del Estero en 2016, prácticamente sin atajar, cuando decide retirarse de la actividad, pero le llega el llamada del entonces D.T. de Independiente, Gabriel Milito, proponiéndole sumarse al plantel para ser una alternativa del titular, Martín Campaña.

Lo curioso en ese momento, y que serviría como alimento del folklore futbolístico, fue que el experimentado arquero del Rojo entró al campo de juego con jogging. Y además, utilizó toda su experiencia en lo restaba del juego, sabiendo que tal vez sería su último partido en Primera División.

Racing totalmente volcado al ataque buscando la igualdad dejó espacios atrás, y Leandro Fernández se las ingenió para llevar peligro, con una gran jugada por derecha hasta mandar un centro al “Burrito” Juan Martínez, que no pudo controlar correctamente sino quedaba de cara al gol. Los minutos fueron pasando, y se adicionaron 6’ en donde todo fue del local, que no paraba de fallar frente al arco.

Ya en tiempo adicional, hubo una situación graciosa que enardeció a público racinguista, porque Lautaro Martínez pecheó y empujó a Damián Albil, quien se arrojó al suelo acusando un golpe, logrando hacer correr el tiempo a pesar de recibir la tarjeta amarilla. Finalmente el árbitro Germán Delfino marcó el final del partido.

Más del 70% de posesión para Racing, que tuvo 22 remates frente a 3 del Rojo, pero de esos 22 solamente 3 fueron directos al arco, lo que demuestra una seria incapacidad a la hora de definir. Independiente se quedaba otra vez con el clásico estirando la paternidad, llegando a 24 partidos de diferencia en el historial, lo cual es la máxima ventaja en toda la historia.

Con mayoría de suplentes, con juveniles de la cantera, inclusive un debutante en Primera División como Gonzalo Asís, con el arquero suplente lesionado y el tercer arquero entrando en jogging, así ganó Independiente, sumándose un gran sacrificio y amor propio de todo el equipo, coraje e inteligencia, mostrando mucha personalidad.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es DIABLITO-para-SEPARADOR-1.jpg

Les dejo el video resumen del partido del programa Paso a Paso:

Colaboración: Hernán Paglieri-Vicepresidente Peña Roja Daniel BertoniSan Andrés de Giles

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Destacadas

PROGRAMA 2206 de Correo Independiente

Radio Roja 195.7

asd

More in Primera División

WhatsApp chat