Conectate con nosotros

Efemérides

Efemérides del 18 de Enero

No se puede amar lo que no se conoce. Las efemérides cuentan la enorme historia del Glorioso INDEPENDIENTE de Avellaneda.

1948  – Independiente se va a México de gira durante enero y principios de febrero de 1948, y comienza sin buenos resultados: empates con Atlante y León, y caída frente a un combinado de Asturias, la región norte de España.

Un día como hoy llega la primera victoria de la gira, con una paliza al Combinado de Veracruz. Fue 7 a 2 el resultado, con goles de Juan Romay a los 22’, Mario Fernández a los 37’, Raúl Reula a los 62’ y 73’, a los 77’ repite Fernández y a los 85’ él marca uno más para su triplete, y finalmente a los 87’ Juan Deleva consigue el séptimo gol.

El equipo completo en aquel partido fue: Osvaldo Simonetti; Omar Crucci y Antonio Arrigo; Benito Rivas, José Castro y Gabriel Gil; Juan Deleva, Vicente De la Mata, Juan Romay, Mario Fernández, Raúl Reula (Oscar Sastre), con Fernando “Tarzán” Bello como D.T.

Con esta gira el equipo buscaba su mejor forma para arrancar el campeonato argentino, que recordemos tendría como campeón a Independiente aunque no con los titulares sino con la reserva, ya que sobre el final de la competición habría huelga de  jugadores. Mario Fernández fue el goleador de la gira mexicana con 9 tantos, y era el mejor jugador de aquel equipo. También sería el goleador del año posteriormente, ya que junto a Camilo Cervino y Juan Romay formarían un muy buen ataque, claves en el aporte goleador para la obtención del único título que logró el club en la década del 40.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es DIABLITO-para-SEPARADOR.jpg

1978  – Independiente recibe a Estudiantes de La Plata por el partido de vuelta de semifinales del Nacional 1977. En la ida había sido empate 1 a 1.

El equipo esa jornada fue: Roberto Rigante; Rubén Pagnanini, Hugo Villaverde, Enzo Trossero y Osvaldo Pérez: Omar Larrosa (50’ Mariano Biondi), Rubén Galván y Ricardo Bochini; Héctor Arrieta (56’ César Brítez), Norberto Outes y Pedro Magallanes, con la conducción del “Pato” José Omar Pastoriza. El “Japonés” Osvaldo Pérez puso en ventaja a Independiente a los 16 minutos, pero en la segunda etapa cuando iban 71, lo empata el equipo platense con gol de Alejandro Onnis. De allí hasta el final Independiente intentó ganar el partido pero no pudo, convirtiéndose en figura el arquero visitante, Oscar Pezzano.

Por la igualdad se tuvo que ir a tiempo suplementario, donde Independiente marcaría supremacía física y futbolísticamente. A los 92 minutos logró la ventaja con gol de Enzo Trossero de penal, y a los 115 llegó el gol del “Maestro”, Ricardo Bochini, tras una gran jugada dejando desparramados a tres rivales. Fue 3 a 1 para el Rojo, accediendo a la final del Torneo Nacional.

En la otra llave de semifinales se cruzaron Talleres y Newell´s, imponiéndose el conjunto cordobés con global de 2 a 1. Independiente y Talleres se disputarían la final del torneo, una final que sería épica e histórica, porque el equipo de Avellaneda lograría una hazaña sin precedentes y sin igual hasta hoy en el mundo, al coronarse campeón teniendo solamente 8 futbolistas en el campo de juego, pero ya habrá tiempo para desarrollar una epopeya de tal magnitud.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es DIABLITO-para-SEPARADOR.jpg

2019 – A una semana del primer partido oficial del año, por lo que sería la continuidad del Campeonato de Primera División 2018-2019, Independiente disputa su único partido de verano durante el receso, en el Estadio José María Minella de Mar del Plata, venciendo a Gimnasia y Esgrima La Plata por 2 a 0 con los goles de Martín Benítez a los 38 minutos y Ezequiel Cerutti a los 64’. Con esa victoria el equipo gana la Copa Schneider que estaba en disputa, lógicamente amistosa.

Los 11 de ese día fueron: Martín Campaña; Fabricio Bustos, Alan Franco, Emanuel Brítez y Gastón Silva (71’ Juan Sánchez Miño); Fernando Gaibor (45’ Francisco Pizzini), Nicolás Domingo y Pablo Hernández; Braian Romero (62’ Mauro Molina), Martín Benítez (83’ Gonzalo Verón) y Ezequiel Cerutti, dirigidos por Ariel Holan.

No hay mucho para decir sobre el partido, el Rojo fue superior al rival sin jugar del todo bien, aunque mostrando buena dinámica y dominio de la posesión. Cerutti y Benítez fueron las figuras. El primero mostró un buen nivel general en el encuentro, luego de tener un primer semestre en el club con casi nada para destacar, y recordando que se encontraba a préstamo por un año con opción de compra de 4 millones de dólares. Por su parte Benítez jugaba por primera vez en su carrera como 9, ante la ausencia de Silvio Romero, ya que no había nadie para poner en el puesto salvo el juvenil Mauro Molina que ingresó en la segunda parte.

En lo que sí me quiero detener aprovechando la fecha y ser el único partido del receso, es en el mercado de pases de ese 2019. Iniciaba el tercer año de Ariel Holan como DT del equipo, y semana tras semana fue aumentando el nivel de descontento en el hincha durante ese mercado.

En primer lugar voy a las altas, o incorporaciones del club. Hasta ese día ningún futbolista había llegado, pero se desarrollaban varias “novelas” como suele decirse en alusión a algunos pases. Walter Kannemann, defensor de Gremio, fue el protagonista de la primera historia. Pedido por el D.T., la frase era “Kannemann o nadie”, y el club inició negociaciones raras por él. Cuando digo raras me refiero a que ofertó 5 millones de dólares, cuando la cláusula del jugador era de 20, pero más allá de eso, Boca y Flamengo habían preguntado por él y se hablaba de ofertas de entre 8 y 10 millones de dólares. El futbolista quería volver a Argentina, tenía arreglado el contrato con Independiente (que sería más alto del ya suculento que tenía), pero el pase se cayó porque obviamente Gremio jamás aceptó la oferta.

Estaba en negociación también, Cecilio Domínguez, el mediocampista ofensivo paraguayo que jugaba en América de México. Dirigentes y el técnico de Independiente declararon que ya era incorporación, pero el conjunto Azteca no lo oficializaba, no había contrato firmado, y sumado a eso el futbolista seguía jugando en su equipo, por lo que el pase aún era una incógnita. Finalmente llegaría al club siendo la compra más cara de la historia y un sueldo excesivo para el fútbol nacional. El resto de la historia de ese jugador en el club no hace falta ni desarrollarla.

El otro caso era Christian Cueva, volante ofensivo de la Selección de Perú y jugador de Krasnodar de Rusia. Hubo oferta de 6 millones de euros por el 75% del pase, pero los rusos no la aceptaron ya que querían vender por completo al jugador y en 8 millones, la cifra que se lo pagaron a San Pablo. El futbolista pedía que lo dejen irse, pero Independiente desestimó las negociaciones ya que no superaría su oferta.

Pablo Pérez era el más cercano a convertirse en jugador del club. Ese mismo día del partido, se realizaba los estudios médicos y comunicaba que faltaban solamente detalles. El volante capitán de Boca, podía sumarse al Rojo mediante un “préstamo” con obligación de compra si jugaba 5 partidos, en una suma total que era de 1 millón de dólares. Recordemos que Pablo fue pedido en el club expresamente por Gabriel Milito, pero en ese momento no se pudo dar su llegada, el club vendió a Jesús Méndez y le dejó al “Marciano” Ortíz al “Mariscal” Milito para que haga magia, agregado al “Torito” Rodríguez que buscaba retornar a su nivel luego de su fractura.

Sumado a estos nombre, interesaban y eran buscados, Fernando Zampedri de Rosario Central, Nicolás Benedetti de Deportivo Cali, y el más curioso, Teófilo Gutiérrez del Junior. Finalmente ninguno de esos apellidos llegó al club.

Ahora bien, lo que más causaba malestar en el hincha eran las bajas. No tanto la de Maximiliano Meza, vendido en 15 millones de dólares a Rayados de Monterrey, o la partida a préstamo con opción de 7 millones de dólares de Leandro Fernández a Vélez. Lo que sí molestó a la gente fue la salida de Emmanuel Gigliotti del club, estando en el mejor momento de su carrera, siendo goleador del equipo y del torneo, el delantero se fue en menos de 3 millones de dólares a Toluca de México.

El público no podía entender esa venta, ni en lo económico ni en lo deportivo, porque quedaba Silvio Romero como único 9 del plantel, una muestra fue el partido con Gimnasia donde Silvio tenía un golpe y tuvo que jugar Benítez en el puesto. Tampoco se entendía lo de Martín Campaña, que estuvo a punto de irse por una cifra irrisoria a Santos de Brasil, pero finalmente la oferta no se aceptó. Además de que todo el plantel estaba a la venta, por ejemplo, Juan Sánchez Miño fue cotizado en 3 millones y por él consultaron San Lorenzo y River. Se negociaban a Nicolás Domingo (no aceptaba ninguna oferta), Gonzalo Verón (con Estudiantes), Braian Romero (con Colón y en Brasil), etc.

Además, las salidas de los jugadores fueron acompañadas de declaraciones en contra del D.T. Holan. Fernández descontento, Amorebieta que rescindió su contrato expresando que Ariel no le fue de frente, y el “Puma” diciendo que no tenía relación con el técnico. A ellos se sumaba Federico Mancuello, quien fue buscado para su retorno pero con gran altura expresó que volvería cuando se lo necesite deportivamente y no por ser requerido por otros clubes del país (hubo sondeos de San Lorenzo y Boca). Por otra parte, Iván Marcone pasaba del fútbol mexicano a Boca, luego de sucesivos mercados donde expresaba sus deseos de jugar en Independiente. En México fue de lo mejor del país en Cruz Azul, pero Holan prefirió al chileno Francisco Silva que fue dejado libre por ese club, llegando al Rojo y durante el semestre no poder jugar tres partidos seguidos por lesiones, además de ser la preferencia entre los titulares en lugar de Nicolás Domingo.

En fin, así se desarrollaba el mercado a una semana de iniciar la competición oficial. Solamente el futuro diría si el D.T. acertaba en sus decisiones futbolísticas o no, ante el desafío de calmar al hincha que estaba enojado y molesto. Lamentablemente, a futuro se dio lo que era previsible, las decisiones del DT apoyadas por los dirigentes, llevaron al club a continuar la destrucción futbolística ya desarrollada en 2018, pero además de lo deportivo, el club fue derecho y sin escalas a la crisis económica.

Colaboración: Hernán Paglieri-Vicepresidente Peña Roja Daniel BertoniSan Andrés de Giles

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Destacadas

PROGRAMA 2206 de Correo Independiente

Radio Roja 195.7

asd

More in Efemérides