Conectate con nosotros

Efemérides

Efemérides del 21 de Enero

No se puede amar lo que no se conoce. Las efemérides cuentan la enorme historia del Glorioso INDEPENDIENTE de Avellaneda.

1978En la Doble Visera de cemento de Avellaneda, se disputa la primera final del Torneo Nacional 1977 entre Independiente y Talleres. El Rojo llegó a esa instancia por liderar la Zona D accediendo a semifinales y allí vencer a Estudiantes de La Plata con un global de 4 a 2 en tiempo de alargue, mientras que el equipo de Córdoba lideró la Zona C y luego eliminó a Newell´s con un 2 a 1 en el global.

Así se encuentra un día como hoy para empezar a definir el torneo. El Rojo salió a la cancha con: Roberto Rigante; Rubén Pagnanini, Hugo Villaverde, Enzo Trossero y Osvaldo Pérez; Omar Larrosa, Rubén Galván y Ricardo Bochini; Héctor Arrieta (45’ César Brítez), Norberto Outes y Pedro Magallanes, con José Omar “el Pato” Pastoriza como D.T. La visita dirigida por Roberto Saporiti lo hizo con: Guibaudo; Astudillo, Galván, Binello y Bordón; Reinaldi (75’ Syeyyguil), Ludueña y Valencia; Bocanelli, Bravo y Cherini.

Recordemos que el club venía desde el Metropolitano 1971 sin lograr títulos locales, y apenas si había luchado alguno. Solamente el Metropolitano 1977 lo tuvo como subcampeón por detrás de River, aunque claro que es justo decir, que en ese lapso de tiempo el esfuerzo se centró en el plano internacional, consiguiendo el proceso copero más importante que un club haya tenido en toda la historia del continente y uno de los mayores a nivel mundial. Sumado a eso, fueron incontables las giras por el planeta que realizó el equipo gracias a la popularidad lograda, pasándosela de avión en avión para poder cumplir con el calendario.

En ese marco, José Pastoriza, que venía de ser subcampeón del Metropolitano mencionado, no quería que se le escapara esta oportunidad de dar la vuelta olímpica. Por otra parte, si observan la alineación nuevamente, podrán ver que se trataba de un equipo totalmente renovado con respecto al ciclo copero de 1972-1976, quedando solamente Galván y Bochini de aquel mítico plantel, mientras que el gran ausente era Daniel Bertoni por lesión.

Así el panorama, y yendo directo al encuentro, hay que decir que a Independiente no le salieron bien las cosas. Fue inferior a su rival casi todo el encuentro, con Osvaldo Pérez abajo y Pedro Magallanes arriba como únicos valores altos, pero el resto muy por debajo de lo que venía mostrando, sobre todo en la instancia anterior frente a Estudiantes. El equipo no pudo conectar sus líneas, viéndose absorbido por el planteo de Talleres, que tuvo en su columna vertebral a los mejores del campo, como Luis Galván, Luis Ludueña, José Valencia y Humberto Bravo.

Aun así, el Rojo se pondría arriba en el marcador mediante un penal a favor que jamás existió. Rubén Guibaudo salió del arco a tapar a Pedro Magallanes, llegó primero y capturó la pelota, pero el juez del partido Ángel Coerezza sancionó la pena máxima y Enzo Trossero la cambió por gol a los 60 minutos.

De modo similar llegaría el empate de la visita, 5 minutos más tarde, cuando Hugo Villaverde tiene un leve roce con Ludueña y el juez nuevamente sanciona un penal inexistente, en lo que pareció ser un error para compensar otro error, algo que algunos toman como justicia pero es nefasto en el arbitraje y se sigue viendo hasta hoy en día, cuando los jueces carecen de capacidad y personalidad. La cuestión fue que Ricardo Cherini señaló el empate, y que el gol de visitante tenía doble validez.

Hasta ese momento Talleres merecía empatar y, tal vez, hasta ganar el encuentro, pero en toda la parte final mostró conformidad con el empate y el Rojo, pudo y debió ganarlo. Un cabezazo de Magallanes que no fue gol por el arquero y el travesaño, un penal claro penal no cobrado sobre Norberto Outes, y una salvada de Eduardo Astudillo impidieron el segundo gol de Independiente.

El encuentro culminó con todo Talleres festejando, jugadores e hinchas, mientras el local se fue resignado, con bronca por no lograr el triunfo y sabiendo que no había desplegado su fútbol.

A partir de la finalización del encuentro, en Córdoba ya se empezaron a sentir campeones, incluso en los días posteriores prepararían la ciudad para los festejos del título. Sumado a eso, todos los demás hinchas de los otros clubes hinchaban para Talleres, como  lógicamente suele pasar cuando la definición es entre un equipo grande y un equipo chico.

Independiente sabía que en Córdoba jugaría frente a Talleres, pero además contra todos, aunque tal vez no se imaginó que su más fuerte rival sería el juez del encuentro, y lo que seguramente nadie imaginó, es que el equipo lograría una hazaña sin precedentes en el mundo y que jamás se volvería a igualar en toda la historia hasta hoy, pero ya habrá tiempo para desarrollar eso.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es DIABLITO-para-SEPARADOR.jpg

1980 –Por la Copa de Oro de Mar del Plata de 1980, Independiente se enfrenta a Boca en el Estadio José María Minella y le gana por 3 a 0, con goles de Ricardo Bochini a los 19 minutos, y un doblete de Alejandro Barberón a los 59’  y 85 minutos. En la competencia amistosa de verano participaban además, la Selección de Hungría, Racing y River.

Los 11 del Rojo aquel día fueron: Esteban Pogany; Mario Killer, Jorge Olguín, Rodolfo Zimmermann y Osvaldo Pérez; Omar Larrosa (63’ Rubén Galván), Carlos Fren (83’ Mariano Biondi) y Ricardo Bochini; Antonio Alzamendi (76’ Pedro Magallanes), Carlos Álvarez y Alejandro Barberón, mientras que el D.T. era Miguel Ángel Santoro. Justamente “Pepé”, había hecho su debut como técnico del equipo el 15 de enero de ese año, en el empate 1 a 1 frente al Seleccionado Húngaro. Por lo cual éste era su primer triunfo sentado en el banco, aunque fuese lógicamente una competencia amistosa.

Santoro llegó en reemplazo de José Omar “el Pato” Pastoriza, quien dejó su puesto luego de la última fecha del Nacional 1979 en lo que fue su primera etapa como D.T. del club. Por su parte “Pepé” arrancaba su primera etapa en el rol, y no le iría del todo bien, ya que sería reemplazado por Miguel Ángel Juárez promediando el Metropolitano, pero aun así, ganaría la Copa de Oro que estoy recordando y que fue la primera en la historia de Independiente, y dejó como perlita una goleada a Boca que tendrá su efeméride.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es DIABLITO-para-SEPARADOR.jpg

1997Independiente se encuentra de pretemporada en Mar del Plata, disputando una competición amistosa como la Copa de Oro, pero un día como hoy el amistoso que juega es internacional, y el rival era Feyenoord de Países Bajos.

Ese día, en el Estadio José María Minella, el equipo que el D.T. César Menotti puso en cancha fue: Faryd Mondragón; Jorge Martínez, Pablo Rotchen, Claudio Arzeno y Cristian Díaz; Roberto Acuña, Raúl Cascini, Jorge Burruchaga y Ángel Morales; José Calderón y Francisco Guerrero, luego ingresaron Javier Páez, Albeiro Usuriaga, José Albornoz, Favio Fernández y Roberto Molina. El Rojo se impuso por 3 a 0 con los goles de Guerrero, Usuriaga y Albornoz, pero la nota de color estuvo en el conjunto visitante, porque en la segunda etapa entró a la cancha Ronald Koeman.

El defensor con más goles en la historia del fútbol, superando ampliamente la barrera de los 200 tantos, transitaba su último año como futbolista profesional, culminando una carrera que lo llevó a ser ídolo de su país y también de Barcelona. Sin dudas, un astro de este deporte. Otro conocido que integró el equipo de la visita, fue Pablo “Vitamina” Sánchez, ex Rosario Central.

Feyenoord pasó unos diez días en Mar del Plata, disputando tres partidos amistosos y cayendo solamente frente al Rojo. En los otros dos encuentros que jugó le ganó a Boca por 2 a 0 y a Aldosivi por 6 a 1

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es DIABLITO-para-SEPARADOR.jpg

2012 – En el Estadio José María Minella, se enfrentan Boca e Independiente por la Copa de Oro de Mar del Plata 2012, definiendo quién se la quedaría, ya que ambos habían empatado con San Lorenzo, el otro participante de la competición.

Los 11 del Rojo esa jornada fueron: Hilario Navarro; Eduardo Tuzzio, Julián Velázquez, Gabriel Milito y Maximiliano Velázquez; Hernán Fredes (76’ Cristian Pellerano), Fernando Godoy y Osmar Ferreyra (72’ Iván Pérez); Matías Defederico (80’ Martín Benítez) y Patricio Rodríguez; y Facundo Parra, dirigidos por el olvidable Ramón Díaz.

El partido fue en casi todo su desarrollo favorable a Boca, que generó gran cantidad de situaciones de gol, incluso mano a mano, que fueron tapadas una y otra vez por la figura de la noche, Hilario Navarro. Boca no pudo doblegar a un Rojo de pocas luces, hasta que sobre la hora, cuando iban 89 minutos, cae un centro al área boquense que Franco Sosa despeja violentamente, la pelota rebota en Rolando Schiavi  y se mete a su propio arco. Fue el 1 a 0 y no hubo tiempo para más, por lo que Independiente fue campeón de la Copa de Oro de Mar del Plata, siendo la sexta de su historia.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es DIABLITO-para-SEPARADOR.jpg

Les dejo el video del gol:

Colaboración: Hernán Paglieri-Vicepresidente Peña Roja Daniel BertoniSan Andrés de Giles

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Destacadas

PROGRAMA 2206 de Correo Independiente

Radio Roja 195.7

asd

More in Efemérides